Publicidad!

Pese a la existencia de violencia en instituciones públicas, aunado a la falta de insumos y materiales para que los profesores realicen las actividades, la directora de la Zona Educativa en Anzoátegui, Carmen Castillo, asegura que la excelencia educativa sigue existiendo

El hampa se inscribió en la escuela. Este año escolar en Anzoátegui ha traído consigo la evidencia de una crisis de violencia que cada vez se apodera de más espacios. Robos, venta de droga y actos vandálicos han sido denunciados desde principio de año por diferentes autoridades educativas y políticas. La presidenta de la Cámara Municipal de Sotillo, Amarilis Soto, admitió el pasado marzo la presencia de pranes estudiantiles. Son 150 menores de edad involucrados. La directora de la Zona Educativa en el estado, Carmen Castillo, habla sobre la situación de violencia, la excelencia educativa y la situación del sistema en la región.

Desde principio del año escolar comenzaron las denuncias sobre focos de violencia en diferentes colegios de Puerto La Cruz ¿Qué ha sucedido con estos jóvenes que estuvieron incursos en actos delictivos?
-Nos avocamos a seis unidades educativas: Freites, Salias, Hernández Caballero, la escuela técnica Eugenio Mendoza, Sotillo y Liceo Colón. Fuimos hasta allá los organismos de seguridad, prevención del delito, la ONA, el Cmeb, la gobernación y la alcaldía del municipio. Gracias a Dios eso disminuyó. Hicimos reuniones con padres y representantes, alumnos; se atendió a las madres de esos niños. Les dimos atención psicológica y premilitar. No los hemos abandonado. Ahora vamos a ver los mejores promedios de los niños en estos liceos que tuvieron problemas para darles paquetes turísticos para sus padres y para ellos. Para que veas cómo trabajan los gobiernos revolucionarios. Fueron 150 jóvenes, pero más que todo eran niños del tecnológico.

-De esos 150 jóvenes, ¿cuántos se han recuperado?
-Para mí todos, porque más nunca hubo un foco de violencia. Se les están haciendo muchas actividades para sacarlos de ese mundo que los querían envolver. A mí me extrañó encontrarme con eso porque los jóvenes de los colegios públicos vienen formados con humildad y necesidad de recibir educación. Había muchos infiltrados haciendo foco de violencia.

-Sobre una policía escolar propuesta, hace dos años, por la Federación de Maestros en Anzoátegui, ¿están planteando la posibilidad de que eso exista en los planteles?
-No, ahorita los cuadrantes de seguridad están pendientes, pero más allá de eso, tener policías para que se sientan vigilados… no es la idea. La idea es llevarles tareas educativas, talleres, llevarlos a ser humanistas, personas responsables, que les den abrazos a sus padres. Esos muchachos necesitan un abrazo y que les digan “te amo”. Eso es lo que estamos haciendo con esos niños, decirles que son importantes en la vida.

-También se han denunciado presuntos casos de prostitución en los liceos. ¿Ha recibido notificaciones sobre eso?
-No, de verdad ninguna.

Diferentes sociólogos y especialistas señalan que la educación está en crisis, ¿ existe excelencia educativa en las instituciones?
-Sí existe, en públicas y privadas. Si no existiera calidad educativa, no tuviéramos muchachos en las universidades con excelentes promedios, representantes en proyectos internacionales. En la Escuela Técnica Eugenio Mendoza de Puerto La Cruz tenemos premios internacionales a través del laboratorio, en el área de petróleo. Lograron destilar de petróleo a gasolina, y eso paso en el municipio Sotillo. Decir que no tenemos calidad educativa en el país es no reconocer el esfuerzo de nuestros educadores y jóvenes.

En la calidad educativa también influye la dotación de las escuelas. Hasta la llegada de Chávez, estas recibían una partida presupuestaria anual. Se ha denunciado la eliminación de estos aportes…
-No, eso no se ha eliminado. Hace poco tuvimos una jornada de entrega de material de limpieza y papelería en 250 escuelas. Eso es una mentira que hay una partida asignada para cada escuela. Estamos esperando que el presupuesto sea inyectado a los estados para dar respuesta. Aquí se han dotado laboratorios. Hace poco tiempo se dotó de material deportivo.

¿Cada cuanto tiempo hacen esas dotaciones? Porque son 1.038 planteles públicos.
-Dependiendo. Todos los años se hacen. No te voy a decir que lo haga anualmente porque sería una mentira. Se hace a medida en que tengamos los materiales. También nos manejamos con las cantinas escolares. Los directores deben responder con material de limpieza y oficina con lo que entra a través de esas cantinas escolares.

-Hay denuncias de profesores a los que algunos directores los obligan a comprar los insumos.

-Si hay algún maestro que es obligado a comprar material, yo los invito a que vayan a mi oficina. Pero no en anonimato, como se acostumbra. No van a ser destituido de su puesto por eso. Aquí un maestro no se puede botar.

-¿Según denuncias, los estudiantes pierden hasta dos horas diarias de clases porque hay profesores que deben salir a hacer la cola para comprar comida?
-Eso no está permitido. Para eso hay un número de cédula y para eso hay un horario. Un maestro trabaja solo medio día. Si lo hacen es una irresponsabilidad… Se le van a hacer bolsas alimentarias para los educadores. En el estado Anzoátegui nos toca para el mes de junio.

-Sobre los problemas de infraestructura, ¿tienen el estudio de cuantas escuelas se encuentran deterioradas?, ¿cómo harán en el caso de las lluvias y las posibles inundaciones?
Estamos haciendo, junto con Covinea, el estudio de esas escuelas que están deterioradas.

Carmen Castillo

Directora de la Zona Educativa regional (2 de febrero – actualidad).
Directora administrativa del Ipasme – Barcelona (2003 – 2015).
Coordinadora del departamento de Ecuación para Indígenas y Rurales del Estado Anzoátegui.
Miembro Principal de la Junta Calificadora de la Gobernación.
Coordinadora del Departamento de Educación Especial por la Gobernación.
Coordinadora del Programas Educativos en la escuela Rafael Fernández Barcelona.
Licenciada en Educación Especial mención Dificultades del Aprendizaje.

 

Katherine Carrizales
[email protected]

Publicidad!