Publicidad!

Entre los consejos básicos que se deben seguir según los veterinarios, se encuentra la higiene de la pecera, verificar la temperatura del agua, una alimentación adecuada, además de conocer las enfermedades que podrían presentar y como tratarlas


Tener una pecera va más allá de un simple adorno en las salas de los hogares o una mascota que requiera pocos cuidados para los pequeños de la casa.

Contradictoriamente a lo que se piensa el tener un acuario en casa también amerita el cumplimiento de ciertas reglas que permitirán su sano desarrollo.

Es importante saber que el cuidado de los peces dependerá de su especie y si es de agua dulce o salada, por lo cual al momento de adquirirlo en la tienda de mascotas se debe preguntar al vendedor estos datos.

Entre los consejos básicos que se deben seguir según los veterinarios es mantener la higiene de la pecera, introducir iluminación artificial, verificar la temperatura del agua, una alimentación adecuada, además de conocer las enfermedades que podrían presentar y como tratarlas.

Este último punto juega un papel importante ya que si no se ataca la enfermedad a tiempo puede contagiar al resto de los animales, al punto de que todos morirían.
Por esta razón en El Norte te mostramos las patologías más comunes que pueden sufrir los pececitos y cómo identificar los síntomas a tiempo.

Virus y bacterias

Estos son los más comunes y se producen cuando las peceras están sucias. También se puede dar el caso de que uno de los animalitos muera y no se retire a tiempo, lo que genera la contaminación del agua, este factor a su vez favorece a la aparición de la hidropesía, ocasionada principalmente por la descomposición bacteriana de las aletas.

Gusanos/ parásitos

Los gusanos y parásitos pueden presentarse de forma interna o externa, entre los más letales se encuentran los de la tipología Dactylogyrus y Gyrodactylus, causante de las infecciones en las branquias, con lo cual lo el pez muere casi que inmediatamente.

La Branchiomicosis sanguinis y Branchiomicosis demigrans, son dos hongos que también afectan las branquias, y se produce cuando el agua tiene un nivel de materia orgánica mayor a la requerida con temperaturas superiores a los 20 grados centígrados.

Cuando se presenta esta patología las branquias del pescado infectado se tornan blaquecinas, además de mostrar inapetencia.
Intoxicación por cloro

La causa viene directamente del cloro del agua y los síntomas que presentan los peces son la destrucción de las branquias, la decoloración y la palidez de la piel, los ojos hundidos, pérdida de la coordinación a la hora de nadar y espasmos.

Para poner remedio a estas consecuencias lo más fácil es intentar eliminar el cloro del agua antes de hacer los cambios de agua mediante productos específicos o dejándola reposar durante al menos 24 horas.

Enfermedad del medio

Normalmente no es considera por los veterinarios como una afección, debido a que se produce cuando el PH supera el nivel de 9.0 o desciende a los 5.5, en este proceso se produce la descomposición de la materia orgánica, que a su vez inicia la producción de amoniaco y nitritos muy venenosos para los peces, motivo suficiente para ocasionarles la muerte.

Otro factor que entra en juego es exceso de oxigeno en el agua lo que provoca en el pez una embolia cardíaca.

Los cambios bruscos de temperaturas también afectan la salud de estos animalitos, para saber si están enfrentando una crisis de este tipo sólo debes fijarte si nadan en forma nerviosa hasta la superficie en la búsqueda de oxigeno, la mejor opción en estos casos es cambiar el liquido de la pecera.

Alimentación

La frecuencia con que de sebe alimentar a los peces dependerá de su especie y tamaño, los veterinarios aconsejan suministrar comida una vez al día, debido a que en muchos casos los microorganismos que se forman dentro de los acuarios también constituyen una fuente de alimentación.

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!