Los problemas legales parecen estar a la orden del día en la vida del cantante mexicano Luis Miguel, quien ahora se enfrenta a una demanda hecha por la compañía Warner Music.

Y es que la casa discográfica aseguró que el Sol de México no canceló una deuda que asciende a los 3,6 millones de dólares, por una deuda contraída en el año 2014, pese a que el intérprete aseguró estar al tanto de la situación se desconoce la razón del conflicto económico.

El cantante renegoció la deuda en el 2016 frente a un tribunal en la ciudad de Nueva York, aunque a la fecha no ha honrado ningún pago.

Su colega Alejandro Fernández es otro que se encuentra esperando a que Luis Miguel cancele la suma de seis millones de dólares, luego de que este rompiera el acuerdo de realizar una gira mundial en conjunto el año pasado.

En los últimos años las apariciones del cantante en los medios se han debido a las malas noticias por sus deudas y demandas.

 

J.Cotorett/Redacción
[email protected]