Rechazaron la implementación de una propuesta que no fue aprobada por los educadores


Representantes sindicales del sector educativo en Anzoátegui se sumarán a la jornada de protesta a nivel nacional, por el incumplimiento del ajuste salarial del 17% establecido en la primera convención colectiva del Ministerio de Educación (2016-2018).

Un paro de actividades, una asamblea de docentes y una marcha desde la Casa del Maestro hasta la Zona Educativa, son las acciones que emprenderá mañana jueves desde las 9:00 de la mañana el gremio, según el presidente regional del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema), Pedro Luis Rodríguez.

Informó que se introdujo un documento ante el Ministerio del Trabajo a nivel nacional con lo que el paro “está blindado legalmente”, e instó a trabajadores de la educación, padres, representantes y sociedad civil a participar al considerar que la colectividad está afectada por la deficiencia educativa”.

La representante del Sindicato Único del Magisterio de Anzoátegui (Suma), Aracelys Ramos, exhortó a los docentes estadales a exigir también sus derechos, puesto que llevan 16 años con la contratación colectiva regional vencida y no gozan de beneficios socioeconómicos.

La directora regional de Educación, Carmen Castillo reiteró que los trabajadores de la educción cuentan con un contrato colectivo firmado en marzo que les brinda lo que se había exigido a nivel nacional.

Educación en emergencia

La presidenta del Colegio de Licenciados en Educación del Estado Anzoátegui, Esperanza Matey, junto a la representante en la región de la Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres), Gladys Cumbo, explicaron que las condiciones de infraestructura de los planteles educativos del sistema público en la entidad están por el piso, por lo que los gremios se declararon en emergencia en defensa de los derechos de la comunidad estudiantil y de los docentes.

La secretaria de Bienestar Social de Sinvema, Maira Marín, resaltó que el Sistema de Alimentación Escolar (SAE) no se está cumpliendo en las instituciones dependientes del Ejecutivo regional y “de forma deficiente llega a los centros nacionales”.

Cumbo agregó que hay escuelas en las que los estudiantes ven clases en el suelo por el déficit de pupitres y que en zonas rurales, han sido los representantes quienes han construido asientos para sus hijos.

Rechazaron la reforma curricular escolar al considerar que busca ideologizar a los jóvenes por el contenido político y criticaron que implementaron una propuesta que no contó con la participación de los docentes y exigieron abrir un debate para plantear los cambios que deben hacerse.

Yosemarys González
[email protected]