Concejales del municipio Sotillo aseguraron que reciben entre cinco y seis denuncias diarias de robos e indigencia en estos espacios. Señalaron que tienen proyectos para reabrir estos sitios e incentivar el turismo

Desde hace cinco años, la diversión en las siete salas de juego que operaban en el municipio Sotillo se esfumó.

Las máquinas traganíqueles dejaron de alumbrar, sonar, alegrar o entristecer al apostador; estos espacios quedaron abandonados y lúgubres.

Sin embargo, hoy día nuevos jugadores esperan en los alrededores de esas instalaciones. Con armas blancas o de fuego en la mano le apuestan a la ruleta rusa del delito para probar la suerte de alguna víctima y arrebatarle las fichas que llevan a la mano: sus pertenencias.

Archivo
Archivo

Robos constantes, olores nauseabundos, prostitución, indigencia y, en el peor de los casos, riñas callejeras en los alrededores o dentro de las infraestructuras de estos centros de invite y azar (Star 33, Gainer’s, Platinum, Gran Casino Puerto La Cruz, Caribbean Bingo, Paladium y Bingo 77), son las denuncias constantes que hacen comerciantes que laboran cerca de estos lugares.

Esta información es respaldada por los concejales de la alcaldía porteña. La presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana, Dubraska Pérez, precisó que a diario recibe entre cinco y seis denuncias debido a la inseguridad que se ha apoderado de esos espacios.

“La imagen y el atractivo que siempre ha tenido el Paseo de la Cruz y el Mar se está perdiendo por las condiciones en las que se encuentran estas instalaciones.”, refirió.

La presidenta de la Cámara municipal, Amarilis Soto, aseguró que, por años, estas edificaciones han sido sede de “huelepegas y baños públicos” y que de continuar en esas condiciones podrían producirse invasiones dentro de esas infraestructuras.

Archivo
Archivo

Menos impuestos
La merma en la entrada de impuestos al municipio Juan Antonio Sotillo tras el cierre de estos casinos en 2011, también ha sido un gran problema para la ciudad debido a la caída de obras.

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) en Anzoátegui, Héctor Luna, puntualizó que la caída en el recibimiento de las tributaciones ronda entre el 10% y 15% de todos los que recibía el municipio anualmente.

Stalin Fuentes, quien era alcalde de los portocruzanos en ese momento, especificaba durante su Memoria y Cuenta de 2011 que el municipio había dejado de percibir más de 14 millones de bolívares por los siete centros de juego que operaban en esa zona.

Eso había traído como consecuencia el cese de construcción de nuevas obras para Puerto La Cruz, según lo explicaba en esa oportunidad. De 241 proyectos previstos para 2011, solo había logrado ejecutarse el 67%; es decir, 101 desarrollados por la alcaldía y 88 por medio de los consejos comunales.

“No podemos decir que el turismo ha caído debido al cierre de estas salas de juego. El casino se convierte en un atractivo más, pero no es lo determinante, eso debemos tenerlo claro”, resaltó el presidente de Fedecámaras, Héctor Luna.

Añadió que la principal causa del cierre de estas empresas por parte del Ejecutivo nacional fue el “no cumplimiento de la ley” y afirmó que el “matraqueo” que se evidenciaba en estos juegos era “gigante”.bingon-del-area-metropolitana-13-09-16-jose-manuel-abreu-11

Hace años
La mañana del 18 de julio de 2011 amaneció con una tensa calma en Puerto La Cruz. ¿La razón? La Comisión Nacional de Casinos (CNC) había ordenado el cierre de las siete salas de invite y azar que operaban en la zona.

“A las 3:00 de la tarde comenzó. Recuerdo que llegaron a las sedes de cada casino una gran cantidad de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y comenzaron la requisa. Sentados frente a las infraestructuras llorábamos y veíamos cómo destruían y se desmoronaba nuestro sustento”, relató Jenys Rodríguez, quien era gerente de operaciones en la sala de juegos Star 33.

Aún Rodríguez -quien laboró por 13 años consecutivos- tiene ese día en su mente. Recuerda que ocho bolsas negras fueron las dispuestas para recoger el dinero de las máquinas y de las cajas registradoras. Aseguró que varios contenedores “se perdieron como por arte de magia”.

Añadió que gracias a Dios a ellos en el casino no le quedaron debiendo sus liquidaciones por los años trabajados, pero reveló que, según los registros llevados por el personal de confianza de cada centro de apuestas, estiman que más de siete mil trabajadores (entre personal directo e indirecto) que hacían vida en los siete establecimientos quedaron desempleados.

“Luchamos varios meses frente a la Inspectoría del Trabajo pero nada pasó. Eso quedó así, nadie se ocupó en pensar en nosotros. Recuerdos, eso fue lo único que nos quedó”, enfatizó.

En abril de 2012, el presidente del Sindicato de Trabajadores de Bingos y Casinos de Venezuela (Stbcv), Rodrigo Lanz, aseguró que cerca de 100 mil puestos de trabajo -entre directos e indirectos- se perdieron en todo el país con el cierre de casinos decretado por el expresidente de la República, Hugo Chávez.

Lanz reveló en esa oportunidad que, al parecer, el cierre se justificó en las deudas acumuladas entre el año 2003 y 2009 por regalías y multas (esta ascendía a Bs. 635 millones en ese momento). Sin embargo, denunció que también habían sido clausuradas empresas solventes.

Cortesía
Archivo

“La medida dejó en la calle a numerosos padres y madres de familia que laboraban en estos centros de entretenimiento”, aseveraba la fuente en ese entonces.

En la actualidad
Han pasado cinco años y tres meses de ese día y aún los transeúntes desean que, en algún momento, esas instalaciones vuelvan a funcionar para sumarle puntos al turismo en la entidad.

“Si no van a volver a activar los casinos, por lo menos deberían habilitar esas infraestructuras para otras cosas porque allí se están perdiendo”, sentenció el abogado Álvaro Rivas.

El ama de casa Sonia Villarroel opinó lo mismo. Indicó que el abandono que existe en estos momentos provoca rechazo en los visitantes.

El concejal y presidente de la comisión de Ejidos Municipales, Juan Navarro, explicó que sí existen proyectos para la reapertura de los centros de juego en el municipio Sotillo y precisó que el alcalde, Magglio Ordóñez, ya está en reuniones con las autoridades competentes.

La autoridad añadió que si existe control se podría dar el siguiente paso. Sin embargo, señaló que de no reabrirse estos centros, los dueños deben poner a funcionar esas instalaciones.

Infografía
Infografía

La presidenta de la Cámara municipal de Puerto La Cruz, Amarilis Soto, informó que el hecho de que estas sedes estén deshabitadas, no significa que no tengan proyectos en camino.

“Hay planes para comenzar en esos espacios restaurantes u hoteles. Cualquier plan, siempre y cuando sea turístico, bienvenido sea. Lo que no vamos a permitir es la invasión y la anarquía, no queremos que se ranchifiquen las cosas”, advirtió.

Enfatizó en que se necesita de la inversión privada también para poner a funcionar esas zonas y señaló que de abrirse lo que antes fueron los casinos, podrían otorgar entre mil y mil 500 empleos directos e indirectos por edificación.

Añadió que no buscarán expropiar esos espacios, siempre y cuando el dueño cumpla con los pagos establecidos en la Ley.

“En estos momentos vamos a incentivar a la limpieza de esas zonas para que no existan más guaridas de huelepegas, indigentes y malandros y no roben a las personas que trabajan o transitan por esa zona”, aseguró.

Archivo
Archivo

Otros planes
El también especialista en turismo, Héctor Luna, señaló que se deben arreglar varios aspectos relevantes para incentivar nuevamente el turismo en la entidad.

Planes para frenar la inseguridad en la zona, brindar suministros necesarios a hoteles y posadas, limpiar y arreglar sitios emblemáticos, aeropuertos y ferrys y hacerle promoción al turismo, son los principales planes que deben ejecutarse.

“Pero el más grande de todos es la concienciación turística. Si tenemos todo eso, veremos como la calidad del turismo aumenta y por ende el número de visitantes que entren a nuestro estado”, manifestó.

Gran parada

Desde hace varias semanas, comenzaron trabajos de creación de una parada inteligente en parte de las instalaciones del antiguo bingo Platinum, en Puerto La Cruz. El concejal Juan Navarro indicó que esos proyectos se están haciendo como parte de las obras que tiene el alcalde de Sotillo, Magglio Ordóñez, para 2016. Es de recordar que a principios de 2013, este centro de invite y azar sufrió un incendio y se quemó en su totalidad.

Patricia Aponte
patricia.aponte@elnorte.com.ve