Mánchester United y José Mourinho dispondrán mañana de una nueva oportunidad para resarcirse ante West Ham, en cuartos de final de la Copa de la Liga, tres días después del decepcionante empate del domingo ante los londinenses (1-1).

El partido de la Premier ante los ‘Hammers’ dejó muy mermadas las posibilidades de los ‘Diablos Rojos’ de conquistar la Premier, en la que están a 11 puntos del líder, Chelsea. Además, Mourinho fue expulsado por patear una botella de agua en señal de protesta y enojo por una amarilla a su jugador Paul Pogba, que tampoco estará por sanción en el partido.

Este nuevo juego en Old Trafford, donde el equipo acumula empates, servirá para que se reivindiquen jugadores como Anthony Martial y Luke Shaw, las últimas dianas de las críticas del técnico luso.

Arsenal de Wenger recibe también mañana a Southampton de Claude Puel, luego de sendos triunfos de ambos equipos en la última fecha de la Premier.

Liverpool, segundo en la clasificación del campeonato inglés, recibe hoy a Leeds, de segunda.

AFP
[email protected]