Liverpool (4º) y Manchester United (7º) igualaron ayer sin goles en Anfield, en el partido que cerró la octava jornada de la Premier League, en un duelo en el que brilló el arquero español de los Reds Devils David De Gea.

Sin espacio para las sutilezas, ambos equipos derrocharon esfuerzos sobre todo en una primera parte de mucha pelea en el centro del campo.

Con este escenario fueron escasas las ocasiones claras de gol. Tuvo más Liverpool, sobre todo en el tramo final del partido, pero emergió De Gea con un par de paradas que sellaron el empate.

Tras este empate no cambian las posiciones de ambos equipos en la tabla, que buscan la regularidad necesaria para luchar por el título. Liverpool queda cuarto (17) a dos puntos del líder Manchester City y United es séptimo con 5 puntos menos que su gran rival (14).

“Estamos un poco decepcionados y frustrados. No hemos jugado a nuestro nivel, hemos defendido bien y presionado, pero no fabricamos suficientes ocasiones”, analizó el capitán de Liverpool Jordan Henderson.

En una Premier League disputada, también está en la batalla Arsenal (2º), con los mismos puntos que el City.

AFP
[email protected]