Publicidad!

La constante lluvia de bombas lacrimógenas y perdigones evitaron a los opositores llegar hasta la Defensoría del Pueblo


Marchas opositoras dejaron 2 asesinados y 270 detenidos
No fue un déjà vu, volvió a pasar: efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) reprimieron con cientos de bombas. AFP

La oposición venezolana volvió a unirse ayer en las calles de Caracas frente al chavismo. Decenas de miles de ciudadanos se manifestaron contra el gobierno de Nicolás Maduro, que convocó una movilización paralela en Libertador, un municipio de la capital bastión del oficialismo.

La meta de las fuerzas convocadas por la Mesa de Unidad Democrática (MUD) era la Defensoría del Pueblo, ubicada en la zona controlada por el chavismo. Se produjeron choques entre la policía y los manifestantes.

Al menos dos personas murieron por la represión a las marchas. Un joven falleció por un tiro en la cabeza. Se llamaba Carlos José Moreno y en tres días hubiera cumplido 18 años. Una mujer de 23 años fue alcanzada por un disparo en el estado Táchira.

Marchas opositoras dejaron 2 asesinados y 270 detenidos
Muchos se lanzaron al Guaire.

Por todas partes
La oposición partió de 26 puntos de la ciudad en la que los dirigentes antichavistas, encabezados por Henrique Capriles, gobernador del estado Miranda y líder de Primero Justicia, han calificado como la madre de todas las marchas. Sus reivindicaciones son, fundamentalmente, cuatro: la celebración de elecciones; la liberación de presos políticos como el exalcalde del municipio caraqueño de Chacao Leopoldo López, encarcelado desde 2014; el establecimiento de un canal humanitario para mitigar el desabastecimiento de comida y medicamentos; y, finalmente, el reconocimiento pleno de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Unas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia a finales de marzo que dejaron sin competencias al Parlamento —rectificadas por el chavismo días más tarde— fueron precisamente la espita que reactivó la iniciativa de la oposición en la calle y que desembocaron en casi tres semanas de protestas. Caracas vivía ayer un clima de máxima tensión.

La marcha chavista y la de la oposición discurrieron en zonas distintas de la ciudad, pero se cruzaron en varios puntos, en los que se produjeron enfrentamientos. El joven que recibió un disparo de bala en la cabeza en el municipio San Bernardino falleció en el quirófano. La víctima del estado Táchira murió en el municipio San Cristóbal. Se llamaba Paola Ramírez.

Centenares de policías y militares protegían en las calles las zonas ocupadas por los manifestantes chavistas. Los choques entre las fuerzas de seguridad se iniciaron cerca de una autopista esencial para el tráfico capitalino y fue cortada en varios tramos.

Capriles fue recibido con el lanzamiento de gases lacrimógenos. La militarización de Venezuela en los días previos a estas concentraciones contribuyó a tensar el ambiente después de que en las últimas dos semanas al menos cinco personas murieran en las distintas protestas en ciudades del interior del país.

En reporte parcial de las informaciones que maneja de todo el país, el Foro Penal Venezolano indica que para las 6 de la tarde hay dos fallecidos confirmados y más de 270 detenidos, todos los casos relacionados con las movilizaciones que la oposición política convocó para este día.

Marchas opositoras dejaron 2 asesinados y 270 detenidos
Hoy se reunirán en los mismos sitios.

Balance
El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, en nombre de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ofreció un balance al final de la jornada de protestas convocada por la oposición para este 19 de abril en todo el país y dijo que este jueves se repetirán las movilizaciones en todo el país hacia la Defensoría del Pueblo.

Indicó que los puntos de salida serán los mismos convocados por la oposición para el día de hoy.

“¿Plan Zamora? Sí. Mañana a la misma hora”, dijo. En los mismos puntos y a la misma hora. Frente al plan Zamora, plan Constitución”, acotó.

Capriles señaló que en el país “hay más de 150 presos políticos y hay que sumarle los detenidos de hoy”.

Sostuvo que la oposición está pidiendo un canal humanitario de alimentos y medicinas, elecciones libres y democráticas, respeto a la AN y la libertad de los presos políticos.

“Esa es la razón de la lucha”, añadió.

“Dos venezolanos hoy fueron asesinados. Ocho venezolanos van asesinados por los cuerpos de seguridad de Maduro en lo que va de las protestas”, dijo.

“No se sabe realmente cuánto es el número de heridos y detenidos. Lo único que sabemos es el número de fallecidos”, afirmó.

Capriles condenó la represión y la violencia, así como las acusaciones del presidente Nicolás Maduro en contra de los diputados opositores ha quienes ha responsabilizado de estar involucrados en los disturbios ocurridos en el país.

Calificó “de torturador y violador de derechos humanos” al gobierno. Sobre el diálogo al que llamo nuevamente Maduro dijo: “nosotros no creemos en nada de lo que dice Maduro. El diálogo en el que creemos son los votos. Si está ansioso de elecciones que agarre el teléfono y llame a la señora Tibisay Lucena ordenándole que convoque a elecciones”.

 

 

Publicidad!