Publicidad!

Según fuentes de la policía regional de Cataluña se habían cerrado 244 centros de votación de las cuatro provincias catalanas


La intervención de las fuerzas del orden para poder impedir ayer la celebración del referéndum independentista en la región española de Cataluña ha causado más de 844 heridos, dos de ellos hospitalizados graves, según datos difundidos por el Sistema de Emergencias Médicas de la Generalitat (SEM).
Entre las víctimas, destacan dos hospitalizadas en estado grave. Se trata del hombre herido en un ojo con una pelota de goma y otro que ha sufrido un infarto en el desalojo de un centro de votación.

De acuerdo con Generalitat, en esa cifra se incluyen los atendidos por ataques de ansiedad y por las irritaciones por gas.
Hasta el momento no se precisa cuántos han sufrido heridas físicas ni de qué alcance, aunque en su gran mayoría son leves.

Los incidentes provocaron que varios agentes fueran agredidos. En total, unos 33 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han resultado heridos luego de tratar de acceder a los colegios electorales para requisar las urnas.

Cierre en los centros

Según un portavoz de la policía regional de Cataluña, (la Mossos d’Esquadra) se habían cerrado 244 centros de votación de las cuatro provincias catalanas por mandato judicial, pero no pudieron precisar cuántos fueron clausurados por cada uno de los cuerpos de seguridad que intervinieron.

Por su parte, ayer el Ministerio español del Interior informó de que la Policía Nacional y la Guardia Civil habían cerrado 92 puntos de votación.
Añadió que los agentes se han visto “acosados, hostigados e incluso agredidos en varias ocasiones”.

El Ministerio también difundió varios vídeos en los que se aprecian episodios de acoso e insultos contra la policías y guardias civiles.

El organismo había solicitado toda la colaboración y respeto en los colegios electorales para que las fuerzas de seguridad cumplieran con la orden judicial de impedir de forma pacífica la celebración de la consulta, suspendida por Tribunal Constitucional.

El portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, atribuyó los heridos y contusionados a la “violencia policial del Estado” y les aconsejó que acudan a centros de salud para obtener un certificado médico y presenten una denuncia ante la policía autonómica (Mossos d’Esquadra).

Asimismo, Turull responsabilizó al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, de los “gravísimos hechos”, entre los que señaló la “agresión” a la responsable regional de Enseñanza, Clara Pontsatí.

Este evento considerado ilegal por el gobierno español, se desarrollo con numerosas irregularidades en el modo de votación, con algunos incidentes entre agentes y ciudadanos en varios puntos.

Tensión

En algunos casos la intervención de policías españoles y guardias civiles generó momentos de gran tensión con los manifestantes independentistas y, en el centro de Barcelona, hubo cargas policiales contra personas que cortaban las calles.

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!