Publicidad!

Proteccionistas aseguran que 40% de los animales en situación de calle son de raza

Ya no consigo nada para comer en las bolsas que botan los humanos”, “Mi alimentación actual se basa en algún hueso viejo que ingiero una vez cada dos días”, “He bajado más de 20 kilos”, esas frases serían las aportadas por perros y gatos abandonados en las calles si pudieran hablar.

Sin embargo, sus problemas alimenticios son palpables. Solo basta con observar sus costillas marcadas a través de la piel -que indican un severo grado de desnutrición- para imaginarse el suplicio por el que están atravesando los mejores amigos del hombre: el hambre los está “devorando” lentamente.

El presidente de la Fundación de Ayuda y Protección Animal (Faprani) en la entidad, Daniel Cabello, aseguró que la cantidad de animales en situación de calle pasó de 120 mil -cifra contabilizada a finales de 2015- a más de 200 mil en el primer semestre de 2016.

De esa cantidad, señaló el proteccionista, se estima que más del 90% -alrededor de 180 mil perros y gatos abandonados- padecen de desnutrición en todo el estado.

“Estos números son un aproximado de lo que nosotros llevamos como protectores de animales. Sin embargo, nos podríamos quedar cortos con estos datos”, apuntó.
Cabello enfatizó en que la situación se debe, principalmente, a la escasez de alimentos y a la crisis económica que se vive en el país.

El entrenador canino y veterinario, Julián Alfonzo, explicó que existen tres casos de desnutrición en animales que pueden, con el paso del tiempo, provocarles la muerte.

“Si el animal no es alimentado con la frecuencia que debería, sino come alimentos de buena calidad o simplemente si nadie le da de comer, ese ser vivo termina desnutrido”, apuntó.

Abandono y muerte
Cada vez son más la cantidad de perros y gatos de raza que se observan en las calles escarbando dentro de alguna bolsa de basura.

El presidente de Faprani denunció que el 40% -más de 80 mil- de todos los animales que pernoctan en calles y avenidas de la entidad son de raza y afirmó que esta cifra ha aumentado porque las personas los botan a la calle cuando no tienen cómo mantenerlos.

“Esos casos se evidencian tanto en especies pequeñas como grandes. He conocido situaciones donde una gata da a luz pero como no tienen la forma de alimentarla con sus hijos, terminan botándole a las crías a la calle. Eso es un crimen”, sentenció.

La muerte de animales abandonados es otra arista que mantiene preocupados a los representantes de las organizaciones que velan por los animales en la entidad.

Cabello puntualizó que, solamente en junio, se contabilizaron cerca de 300 animales muertos solo en la zona norte de Anzoátegui (Barcelona, Lechería, Puerto La Cruz y Guanta).

Recalcó que con esta cifra ronda los mil 800 perros y gatos que han perdido la vida en los primeros seis meses del año.

“Solo un 10% de los seres vivos que habitan en las calles reciben ayuda por parte de alguna organización. Por ejemplo, si el año pasado un proteccionista mantenía a 20 animales, en estos momentos solo está dándole de comer a cinco porque no tiene los medios cómo ayudar a los demás”, explicó.

Así mismo, el especialista en animales, Julián Alfonzo, confesó que la solicitud de eutanasia -muerte en seres vivos que tienen una enfermedad incurable- aumentó en más de un 300%.
Refirió que los precios para esta práctica se ubican entre Bs. 15 mil y 140 mil bolívares, pero advirtió que pocas son las clínicas que la están realizando porque los medicamentos para su ejecución no se consiguen.

“Como veterinario le hago la eutanasia a un animalito cuando de verdad su estado de salud es muy delicado para que no sufra más, pero me han venido personas diciendo que se las haga a animales que están sanos solo porque no los pueden seguir manteniendo o porque se van a vivir a otro país y no tienen con quien dejarlos”, prosiguió.

Cortesía
Cortesía

Grandes gastos
En tiendas de animales se observan hasta 10 carteles pegados en la pared que señalan que un gatito o un perrito requieren de un nuevo hogar para ser adoptados.

Rosa Rivas, es dueña de un perro Golden de dos años de edad. Con nostalgia relató que le está buscando un nuevo amo porque no tiene los medios para seguir manteniéndolo.

“Con él, son tres perros los que tengo en mi casa. Su mamá lo dio a luz y pensaba que lo podía criar juntos a sus padres, pero no es posible. Gasto al mes más de 50 mil bolívares en la manutención de ellos y cada día la situación está peor”, afirmó.

Esa misma historia la narra José Navas, dueño de una perrita Poodle de un año de edad. Expresó que en su casa tiene dos gatos y dos canes y a veces no tiene los medios para comprarles el alimento.

Añadió que un saco de perrarina le cuesta Bs. 33 mil y uno de gatarina Bs. 15 mil, sin incluir visita al veterinario y otros productos que necesitan.

“Esos animalitos requieren de ir a la peluquería, que les compre su champú y hasta sus galletas y lo que ganamos mi esposa y yo no nos da para mantenerlos a todos, pero seguimos luchando, ellos son mi vida”, recalcó.

Cortesía
Cortesía

Más cifras
Aunque lleva más de dos años inaugurada, para muchas personas es poco lo que la Misión Nevado ha logrado en la protección de animales.

En su portal web www.misionnevado.gob.ve muestra su último informe oficial -de mayo- en toda Venezuela. Allí señalan que, durante ese mes, se realizaron 326 jornadas, 36 esterilizaciones y 64 adopciones.

También se colocaron 3 mil 827 vacunas a perros y gatos en 10 mil 178 consultas y se desparasitaron a 6 mil 878 animales.

Hasta la fecha, a través de esta misión social, se han construido Centros Veterinarios Integrales (CIV) entre Caracas y Vargas, así como recintos en otros estados donde los animales en situación de calle o las mascotas de las personas reciben atención médica gratuita.

Consejos acertados
El veterinario, Gustavo Guillen, aconsejó a los dueños de animales asesorarse con expertos en el tema, para brindarles a los perros y gatos una alimentación balanceada en caso de no contar con el dinero necesario para comprarle la comida que ellos deben consumir.

El entrenador canino, Julián Alfonzo, insistió en esterilizar a las mascotas en jornadas sociales ya que, por la vía privada, esta tiene un costo aproximado de entre Bs. 40 mil y 70 mil.

“Los animalitos nos necesitan y que mejor forma de brindarles seguridad y protección que esterilizándolos, así se evitan la reproducción indiscriminada. Ellos no razonan, por eso nosotros debemos pensar por ellos”, sostuvo.

El presidente de Faprani, Daniel Cabello, le recomendó a las personas “autoanalizarse” antes de botar a la calle a un animalito e indicó en que si no tienen los medios para mantenerlos, es preferible que les busquen hogares sustitutos.

Sin embargo, apuntó que la separación del amo con el animal le “pega” a este último y podría provocarle la muerte por depresión.

Vacunas cero

La escasez de vacunas para animales también están siendo visibles. El veterinario Gustavo Guillén apuntó que las principales dotaciones que faltan son de Parvovirosis canina (contra vómitos, decaimiento y diarreas severas), Moquillo canino (que afecta los aparatos digestivo y respiratorio en los perros) y Leptospirosis (enfermedad infecciosa que se transmite de los animales infectados a los humanos).

Alimentos perjudiciales

El veterinario, Gustavo Guillen, afirmó que perros y gatos pueden sufrir de múltiples enfermedades como diabetes y desbalance en la tensión debido a la falta de alimentación balanceada.

Trastornos a nivel intestinal (colon irritable) en los perros y cálculos renales (síndrome urogenital felino) en los gatos, son otros de los problemas que pueden presentar estos mamíferos debido a la falta de alimentos.

“También, pueden sufrir de amibiasis y desnutrición si no consumen las proteínas que necesitan. Lo recomendable es que tengan una alimentación balanceada”, explicó.

El especialista resaltó que las personas deben asesorarse antes de cambiarle el ritmo alimenticio a las mascotas ya que existen alimentos contraproducentes como ajo, cebolla, nueces, alimentos sazonados y sal en exceso.

Corazón de res, hígado, verduras y caldos, son excelentes sustitutos para los canes y felinos ante la falta de perrarinas o gatarinas.

Patricia Aponte
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!