Al menos 116 personas han muerto y casi 200 han resultado heridas en el descarrilamiento de un tren ocurrido durante la madrugada de este domingo en el municipio de Pukhraya, a unos 100 kilómetros de Kanpur, en el Estado de Uttar Pradesh, según el último balance oficial. Hasta 14 vagones del Indore-Patna Express descarrilaron al parecer por una deficiencia en las vías, publico el diario El País.

Un portavoz de la zona Norte y Central de la Red de Ferrocarriles india, R.D.Bajpayee, dijo a Efe que “las causas del accidente todavía no han podido ser determinadas”, mientras los servicios de rescate trabajan a contrarreloj en la zona del siniestro.

El ministro indio de Ferrocarriles, Suresh Prabhu, aseguró en su cuenta de Twitter que unidades médicas móviles se trasladaron de inmediato al lugar del accidente y todos los heridos han sido llevados a los hospitales más cercanos. “Las acciones más contundentes dentro del marco legal serán llevadas a cabo contra los responsables del accidente”, sentenció Prabhu.

El primer ministro indio, Narendra Modi, señaló en un mensaje en la red social Twitter que sus plegarias están con aquellos heridos en el “trágico accidente” para su pronta recuperación y aseguró que mantiene contacto directo con el ministro de Ferrocarriles.

La red ferroviaria india es, con 65.000 kilómetros de recorrido, la cuarta por longitud del mundo, detrás de Estados Unidos, Rusia y China, cuenta con 1,3 millones de empleados y 12.500 trenes y transporta a diario a unos 23 millones de pasajeros.

Pero aunque el 80 % fue construida por los británicos durante la época colonial, gran parte de los fondos del sector se han invertido hasta ahora en el mantenimiento del obsoleto trazado.

Según un estudio difundido por el Ministerio de Ferrocarriles, la inversión en seguridad resulta clave en el sistema ferroviario indio, donde en la última década se han producido 1.522 accidentes en los que han muerto 2.331 personas.

Redacción web