Al cierre de la edición, familiares de la víctima no habían retirado el cuerpo en la morgue del Senamecf

El reloj marcaba las 5:00 de la mañana de ayer, cuando un disparo alarmó a los transeúntes de la calle La Tapicería en el sector Cruz Verde de Barcelona.

A los pocos minutos escucharon los gritos de una mujer que pedía auxilio.

Vecinos de la zona corrieron a ver qué ocurría y hallaron a un hombre malherido en una parada de autobús.

La víctima respondía al nombre de Fernando Antonio Cumana Bermúdez, de 32 años de edad.

Automáticamente fue trasladado en un vehículo particular hasta el área de emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, donde los médicos de guardia procedieron a intervenirlo quirúrgicamente.

Tenía un disparo de escopeta en el costado derecho.

Sin embargo, falleció mientras estaba siendo operado.

Testigos del hecho relataron que, al parecer, el occiso estaba esperando una unidad de transporte cuando dos sujetos llegaron al lugar y, sin mediar palabras, lo hirieron.

Se conoció de manera extraoficial que Cumana residía en El Rincón -zona rural del municipio Sotillo- pero laboraba como obrero en Barcelona.

Otra versión
Fuentes oficiales informaron que, presuntamente, la víctima estaba en una celebración de matiné, cuando dos adolescentes intentaron despojarlo de sus pertenencias.

Revelaron que, al parecer, los presuntos homicidas son conocidos con los apodos de “el yei” y “ramoncito”.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), se apersonaron hasta el lugar del hecho para recolectar evidencias y dar con el paradero de los presuntos antisociales, quienes se dieron a la fuga luego de cometer el crimen.

Al cierre de la edición, familiares de Cumana no habían acudido a retirar el cuerpo a la morgue del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf).

En 24 horas

En menos de 24 horas fueron asesinadas tres personas en la capital de Anzoátegui.
El pasado sábado fueron ultimados a tiros dos jóvenes identificados como Anyuber Martínez (25) e Iván Ponce (19), cuando presuntamente intentaron robar a un funcionario en el estacionamiento del comercio Licomarket en el sector Vistamar, en Barcelona.

Patricia Aponte
[email protected]