Publicidad!

Hombre fue asesinado justo cuando llegaba de trabajar, en horas de la madrugada de ayer

Resistirse a un robo le costó la vida. Júnior Antonio Contreras, de 44 años, pretendía llegar a casa para descansar después de una jornada de trabajo en la empresa Coca-Cola, pero en su lugar encontró la muerte.

Alrededor de las 3:40 de la madrugada de ayer, al montacarguista lo sorprendieron varios ladrones mientras estacionaba su automóvil en el porche de su casa en el barrio La Orquídea en Barcelona.

Como se resistió a ser atracado, los delincuentes le dispararon en la parte izquierda de la espalda y huyeron con sus pertenencias: cartera, tarjetas, identificación y teléfono.

Al escuchar las detonaciones, su hermano lo trasladó hasta el CDI de Mesones, donde llegó con signos vitales. Sin embargo, lo refirieron hasta el Centro Médico Anzoátegui, pero murió en el camino.

Su pariente, quien prefirió el anonimato por miedo, contó que aparentemente fueron seis sujetos quienes lo interceptaron.

El hombre cree que se trata de una banda delictiva de presuntos menores de edad que se trasladan por el lugar cometiendo fechorías. Relató que por esas calles no hay presencia policial y se sienten desprotegidos ante el incremento de delitos.

“La justicia la voy a agarrar yo solo (…) Nadie va a hacer nada. Esa es zona roja. (Los delincuentes) llevan gente de afuera y los matan allá”, reveló el pariente.

Pérdida familiar

Júnior Antonio Contreras, quien se desempeñaba como montacarguista en la Coca-Cola, Anzoátegui, dejó a tres hijos de 12, 10 y tres años.

Pero el hombre nunca conocerá a su cuarta descencia que estaba en camino. Trascendió que por la alteración del homicidio, a su esposa se le adelantó el parto del cuarto hijo que tenían en conjunto.

Katherine Carrizales
[email protected]

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!