Cinco personas murieron en la péninsula de Florida, en Estados Unidos, por el paso del huracán Matthew. Y la tormenta continuaba este sábado su peligroso trayecto en paralelo a la costa este de Estados Unidos. Aunque perdió intensidad, ahora amenaza con provocar graves inundaciones.

En el pasaje de Matthew por Florida, una mujer murió al ser aplastada por la caída de un árbol en el condado de Volusia, en tanto que en el de Putnam falleció otra en una circunstancia similar: en este caso, el árbol se desplomó sobre la casa rodante donde se había refugiado.

Además, una mujer falleció al sufrir una crisis cardíaca y por último, una pareja perdió la vida por las emanaciones de monóxido de carbono procedentes de un generador en su garaje.

Matthew afectó el territorio estadounidense tras su paso por el Caribe, donde fue particularmente feroz en Haití, donde además de cientos de muertes generó cuantiosos daños en viviendas y campos con cultivos.

Lo peor de la tormenta en la Florida pasó frente a Cabo Cañaveral dejando daños en el tejado del Centro Espacial Kennedy.

El huracán bajó a la categoría 1 en la escala Saffir Simpson, de un máximode 5, con vientos de hasta 165 kilómetros por hora.

Devastación

La cifra de afectados en Estados Unidos fue mucho menos devastadora que en Haití, donde al menos 877 personas murieron, un número que podría aumentar mientras sigue llegando información de áreas remotas aisladas tras el paso del huracán.

AFP
[email protected]