De entre 2.500 y 3.500 pacientes que son atendidos mensualmente en el Seguro de Barrio Sucre, Martí Buffil, perteneciente al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), apenas 100 pueden recibir medicinas.

Así lo aseguró el presidente del Sindicato Sectorial Integral de Trabajadores de la Salud de Anzoátegui (Sestrasalud), Frank Bastardo, quien señaló que desde hace dos semanas, el personal del recinto y miembros de la comunidad, vienen denunciando las deficiencias en insumos y médicos especialistas, por lo cual varios servicios han sido cerrados.

Destacó que tras la petición de destitución de la directora, doctora Karen Cedeño, el sindicato se reunió con las autoridades del lugar y acordaron mejorar las condiciones del centro de salud a fin de satisfacer las necesidades de la población.

Según Bastardo, junto las autoridades del seguro de Barrio Sucre, se acordó reforzar la seguridad para evitar que se siga registrando la sustracción de equipos, así como solicitar a la dirección nacional del Ivss, la aprobación de nuevo personal para cubrir las áreas con déficit.

Yosemarys González
[email protected]