Una vez más los médicos, enfermeras y familiares de pacientes protestaron a las afueras del hospital de niños Rafael Tobías Guevara, anexo del nosocomio Luis Razetti de Barcelona, para exigir la apertura del canal humanitario ya que no cuentan con insumos ni medicamentos para tratar a los pacientes.

Waleska Hernández, vicepresidenta de la Sociedad de Médicos Residentes del hospital (Somir), expresó que esta protesta forma parte de los acuerdos que se tomaron ayer en la asamblea que realizaron en el nosocomio con la finalidad de buscar soluciones a la situación crítica que se vive en el centro de salud.

“No hay cómo tratar a los pacientes, no contamos con ningún tipo de insumos, los padres deben comprar todo y la mayoría de estas personas son de bajos recursos”, lamentó.

Iraida Zacarías denunció la intermitencia con la que están recibiendo los alimentos los pacientes.

Relató que los platos los entregan un día sí y otro no; y los fines de semana simplemente no cumplen con el servicio.

Foto de M. Marcano
Marinelid Marcano

[email protected]
Tiene 12 años en el ejercicio del periodismo lo que le ha permitido pasearse por cada una de las fuentes periodísticas en las que ha aprendido y proyectado vivencias, alegrías y necesidades de un particular, grupo o comunidad. Mantener informado y actualizado al lector con veracidad y precisión son el motivo principal de su redacción diaria.