Publicidad!

La albiceleste necesita ganar para asegurar jugar el partido de repechaje ante Nueva Zelanda, campeón de las Eliminatorias de Oceanía


El capitán de Argentina, Lionel Messi, y el caudillo Javier Mascherano participaron el sábado del entrenamiento tras haber permanecido en la concentración sin gozar del tiempo libre concedido antes del crucial partido con Ecuador por última fecha de la clasificatoria al Mundial Rusia-2018.

El delantero y el defensor-volante eligieron quedarse en el predio ‘Julio Grondona’ de Ezeiza, al sur de Buenos Aires. Del plantel de 25, sólo le siguieron el ejemplo los mediocampistas Lucas Biglia y Ángel Di María, y el arquero suplente Nahuel Guzmán. El resto descansó con su familia.

El tiempo de permiso de 15 minutos para observar la práctica no permitió inferir qué equipo baraja el DT Jorge Sampaoli para salir al campo el martes en el estadio Olímpico Atahualpa por la última fecha, ya sin margen de error y bajo la amenaza de quedarse afuera de la cita mundialista.

Argentina está sexta en la tabla. Ganar en Quito le asegura una repesca con Nueva Zelanda o una clasificación directa que dependería de otros resultados. El empate o la derrota sólo tendrían valor en función de lo que suceda con otros equipos que buscan el boleto a Rusia.

Horas desesperadas

“Argentina juega desde la desesperación y eso lo lleva a jugar al límite”, opinó el entrenador y autor de ensayos deportivos Ángel Cappa en declaraciones a radio 10.

Argentina dominó casi los 90 minutos el jueves en su partido frente a Perú pero tropezó con una firme resistencia defensiva. Empató 0-0 pese a que las autoridades apostaron a cambiar la sede del estadio Monumental a la ruidosa Bombonera para mejorar el dañado ánimo de los jugadores.

“Messi no tiene con quien jugar. Nadie se mueve para recibir el pase. No tenemos jugadores de calidad”, dijo Ricardo Bochini, uno de los grandes jugadores de la historia del fútbol local e integrante del plantel campeón del Mundial México 1986.

El último gol propio que marcó la albiceleste fue en marzo ante Chile en el Monumental con un tiro penal de Messi. Desde aquella noche cosechó una derrota y tres empates. El gol ante Venezuela (1-1) fue en contra.

Para encontrar los últimos goles de jugada hay que remontarse al 15 de noviembre de 2016 cuando venció a Colombia 3-0 en San Juan (oeste argentino). Anotaron Messi, Lucas Pratto y Ángel Di María.

“Jugando así no se clasifica. Messi es el único que responde en el equipo”, reflexionó Daniel Bertoni, exgoleador y campeón del Mundial Argentina 1978.

Algunos medios de prensa especulan que Sampaoli podría reincorporar en el centro del ataque a Mauro Icardi, cuyo lugar ocupó Darío Benedetto ante Perú.

 

 

 

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!