Lionel Messi sufrió ayer una baja de presión y vómitos debido a turbulencias durante el vuelo que transportó a selección argentina desde Buenos Aires a San Juan, donde enfrentará a Colombia.

El equipo dirigido por Edgardo Bauza emprendió un vuelo chárter que partió cerca del mediodía del aeropuerto internacional de Ezeiza para arribar dos horas más tarde a San Juan, 1.100 km al oeste.

“El vuelo se movió un poco, sí, pero lo normal cuando uno viene a San Juan”, contó Jorge Madiosqui, secretario de selecciones nacionales y vicepresidente del club San Martín de San Juan.

La selección viene de perder por goleada 3-0 ante Brasil la semana pasada en Belo Horizonte y necesita imperiosamente un triunfo sobre la selección colombiana dirigida por el argentino José Pékerman.

AFP