Publicidad!

La nueva autoridad permanecerá en el cargo de forma interina por un plazo máximo de 180 días, mientras se define la situación política de Rousseff

Michel Temer firmó este jueves la notificación del Senado en la que asume de manera interina la Presidencia de Brasil después de que la Cámara Alta decidiera abrir un juicio político con fines de destitución contra la mandataria Dilma Rousseff.

La notificación, firmada por el titular del Senado, Renan Calheiros, faculta a Temer como presidente durante los próximos 180 días, período en el cual la Cámara Alta debatirá si destituye a Rousseff o le permite volver al cargo.

Enseguida después de firmar la notificación que oficializó su asunción, su oficina de prensa anunció los nombres de la mayor parte de los ministros que integrarán su gabinete.

Rodeado de su gabinete enteramente masculino de 24 ministros, Temer dijo en el Palacio de Planalto, sede de la presidencia, que “era preciso recuperar la credibilidad de Brasil, que urgía pacificar la nación y unificar Brasil” con un “gobierno de salvación nacional”.

Despedida de Dilma

Combativa, sin derramar una lágrima y por la puerta delantera,  Rousseff se despidió del poder aplaudida por cientos de seguidores, pero a sabiendas de que probablemente nunca más vuelva a gobernar Brasil.

“Estoy triste, pero ustedes hacen que esa tristeza disminuya”, expresó, a la vez que ratificó que era víctima de un “golpe de estado moderno”.

Reacción desafiante

Luego de ser suspendida de la presidencia de Brasil este jueves, Dilma Rousseff llamó a la población a movilizarse para resistir el “golpe” en su contra y defender la democracia.

“La lucha por la democracia no tiene fecha para terminar. Es una lucha permanente”, expresó.

AFP
redaccion@elnorte.com.ve

Publicidad!