Uno de los sobrevivientes del suceso aseguró que le exigió al victimario que los ayudase pero este se negó y huyó del lugar


Haberse detenido a solventar una falla del automóvil en que se desplazaba por la autopista José Antonio Anzoátegui le costó la vida la madrugada de este domingo al sargento segundo Douglas Alejandro Díaz (23).

El occiso, quien regresaba del sector Tronconal III junto a otros tres funcionarios castrenses, se quedó sin gasolina a la altura del hotel Oasis en la referida arteria vial, específicamente en el carril rápido, sentido Barcelona- Puerto Píritu

El inconveniente obligó a los hombres a bajarse rápido del vehículo marca Chevrolet, modelo Malibú, color marrón, placas 419A7AJ, para resolver. Uno de ellos quedó frente al volante para maniobrar el carro, otro salió a buscar combustible y dos empujaban.

A eso de las 4: 30 am., los que estaban en la parte posterior del automotor fueron embestidos salvajemente por una camioneta marca Toyota, modelo 4Runner, color gris, placas AA3260R.

Douglas Alejandro fue expulsado del canal y quedó tirado en la mitad de la isla sin signos vitales, mientras que Juan Rojas (21) sufrió fuertes traumatismos múltiples y tuvo que ser trasladado hasta la emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona.

Hasta el cierre de esta edición, su condición era estable pero delicada, de acuerdo al parte médico de los galenos de guardia en el centro asistencial capitalino.

Testigo

En la escena del siniestro aún estaba el sargento segundo Junior Márquez (20) quien en medio de la conmoción aseguró que él era el que estaba al volante al momento del arrollamiento.

Contó que luego de la tragedia, se acercó al conductor de la camioneta para pedirle ayuda, quien se dio a la tarea de huir hasta las instalaciones del hotel Oasis.

“El señor se puso muy nervioso, y en vez de auxiliarnos, decidió salir corriendo hasta el recinto de hospedaje que está a un lado de la autopista”, relató Márquez.

El funcionario añadió que el presunto victimario logró escabullirse, incluso de la propia seguridad del hotel. “Al rato llegaron dos carros, uno era un Corsa color gris y la camioneta de una petrolera”, continuó.

Márquez precisó que de los vehículos se bajaron dos hombres y una mujer, quienes sustrajeron tres cajas del carro del supuesto victimario, y arrancaron con el contenido, y, aparentemente, también con el hombre que los colisionó.

Siniestro

Los militares que sufrieron un accidente este domingo en la autopista José Antonio Anzoátegui iban a Puerto Píritu por trabajo, según uno de los sobrevivientes. Douglas Alejandro Díaz (23) quien murió arrollado en la escena, deja un niño de dos años y a una mujer embarazada.

Paúl Rivas González
[email protected]