La historia arranca siendo Moana apenas una bebé, cuando ya siente la fuerte llamada del mar, pero se desarrolla a sus 16 años, cuando tiene que averiguar qué hay detrás de esa voz, lo que le lleva a descubrir el pasado de navegantes de su pueblo.

Independiente, apasionada y valiente. La princesa Disney se reinventa y desafía los roles de género en Moana, la historia de una joven polinesia que se embarca en un viaje por el Pacífico para cambiar el destino de su pueblo. Sus directores y guionistas, John Musker y Ron Clements, pareja creativa de hecho en la factoría Disney que ha alumbrado títulos como The Little Mermaid, Aladdin o Hércules, dijeron que se trata de un personaje “diferente” a todo lo que han hecho antes. “Nunca nos planteamos incluir una historia de amor, ella es una heroína en un filme de aventuras, comentó Clements.

Redacción
[email protected]