Mandatario regional responsabilizó a alcalde de Lechería de los hechos violentos

El gobernador del estado Anzoátegui, Nelson Moreno, informó que tienen identificado a un grupo de encapuchados que iniciaron los disturbios resgistrados este jueves en el municipio Urbaneja.

Destacó que en los próximos días serán capturados y presentados ante la justicia para que respondan por los delitos que cometieron durante las manifestaciones registradas.
Además, responsabilizó al diputado Henry Ramos Allup y al alcalde de Lechería, Gustavo Marcano, de incentivar la violencia en el estado.

Declaró que la presencia de Ramos Allup en la entidad federal tuvo como finalidad, financiar y organizar a los violentos en el estado Anzoátegui; durante su recorrido el también diputado de la Asamblea Nacional, hizo una parada en el centro comercial La Cascada, donde se coordinaron las acciones extremistas que se realizarían más tarde.

“Si en su presencia se originan hechos de violencia no vamos a titubear, los meteremos presos y los pondremos a la orden de los tribunales de justicia”, advirtió.

Responsabilizó al alcalde del municipio Urbaneja de colocar 150 manifestantes en la avenida principal de Lechería, con objetos contundentes para arrojárselos a los funcionarios policiales, bombas molotov, máscaras y de esta manera emboscar a los agentes de la Policía Nacional Bolivariana.

Referente a la actuación de los cuerpos de seguridad, el mandatario señaló que si se evidencia alguna irregularidad en la actuación de los funcionarios, estos serán puestos a la orden del Ministerio Público.

“Si tienen pruebas de represión por parte de los policías, que las traigan”, sentenció.

Kenlibeth Fernández
[email protected]