Representantes del movimiento estudiantil llevaron a cabo una rueda de prensa en las instalaciones de la Universidad Santa María (USM), donde se pronunciaron sobre estar desligados ante las dirigencias juveniles que representan a partidos políticos.

David Molina, estudiante del cuarto semestre de Derecho, anunció que el movimiento estudiantil asume la desobediencia civil como mecanismo para restablecer el futuro de los jóvenes, a su vez expresa que el grupo no está dispuesto a resolver los problemas de los dirigentes, resaltó Molina.

De los 10 puntos que anunciaron en el comunicado, se destacó que la organización nacional debatirá alejado de las conveniencias de la oposición.

Andrés Romero/ECS/USM
[email protected]