La paralización iniciada por 870 obreros adscritos a la alcaldía del municipio Aragua de Barcelona mantiene bajo continua zozobra a numerosos habitantes de esta población, quienes desde hace 46 días depositan buena parte de la basura que producen en calles y avenidas, ante los atrasos registrados en el servicio de aseo urbano.

Tal situación afecta a los residentes de Barrio Sucre, Casco Central, Las Piñas, Bosque de Viena, El Vallito, Alberto Ravell, La Cruz o Andrés Eloy Blanco, entre muchos otros lugares, donde los desperdicios se acumulan, generando malos olores y la proliferación de plagas.

“Desde que se inició esta huelga los trabajadores solo mantienen aseadas dos calles de la ciudad, por lo que cientos de familias residenciadas en 84 sectores deben improvisar todo tipo de medidas a la hora de eliminar sus residuos”, destacó la dirigente social Carolina Silva.

Junto a varios afectados, Silva mencionó que “en la mayoría de los casos estos desechos son quemados, produciendo humo y otras emanaciones tóxicas. Sin embargo, una gran cantidad de bolsas acumuladas en las vías públicas se han convertido en nido de gusanos, al descomponerse el material orgánico que contienen”.

“Todo ello ha ocasionado brotes de enfermedades o la presencia de animales dispersando dicha basura, ante lo cual no dudaremos en salir a las calles exigiendo soluciones”.

En tanto, el edil pesuvista Oswanny Guzmán comentó que “pese a la acciones de presión de los obreros, la limpieza del municipio se mantiene según lo acordado en mesas de trabajo”.

“Por lo pronto, vamos a verificar estas denuncias, para luego establecer los correctivos de rigor”.

El concejal Oswanny Guzmán comentó que “este martes en horas de la mañana se realizó una reunión entre el alcalde Oswaldo García; el defensor del pueblo, Rafael Hurtado; la Inspectoría del Trabajo y los empleados en huelga, para de este modo gestionar soluciones al conflicto laboral iniciado el pasado 24 de diciembre”.

Carlos Pirela
carlos.pirela@elnorte.com.ve