Familiares de la víctima expresaron que el joven era el segundo de tres hermanos y deja dos hijos de 5 y 2 años respectivamente


Familiares de la víctima lloraban desconsolados frente a la morgue del nosocomio barcelonés. Robert Aguilar
Familiares de la víctima lloraban desconsolados frente a la morgue del nosocomio barcelonés. Robert Aguilar

Dolor y desesperación era lo que expresaban los familiares de Danny Jesús Guaira a las afueras de la morgue del Hospital Universitario Dr. Luis Razetti de Barcelona la mañana de ayer, tras enterarse de su muerte.

El joven de 32 años de edad se encontraba recluido desde hacía una semana en el nosocomio barcelonés tras ser atropellado por un sujeto a bordo de una motocicleta el pasado viernes 21 de noviembre.

Su progenitora Rosa Guaina en medio del llanto resaltó que su hijo Danny había salido de su residencia ubicada en la calle principal de Puerto Píritu con destino al sector El Guayabal para una fiesta.

“Mi hijo salió a las fiestas de Guayabal que se celebran en honor a la virgen Chinita. A eso de las 10 de la noche cuando se disponía a regresar a su casa un hombre lo atropelló”, destacó.

Guaina indicó que conocen al sujeto y su lugar de domicilio.

“Tenemos identificado al homicida. Sabemos quien fue y que vive en el sector El Capachal de Píritu” agregó.

Deceso

Tras el incidente, Danny Guaira fue trasladado por un amigo de nombre Victor Paraqueima a la emergencia del hospital Razetti, donde los médicos de guardia le observaron traumatismo múltiple, craneoencefálico severo y toraco abdominal cerrado.

Por lo complejo de las heridas, el joven no resistió y falleció en la madrugada de este viernes tras una semana de agonía.

Su mamá Rosa Guaina refirió que su hijo se dedicaba a la albañilería y la ejercía por su cuenta.

“Mi hijo era un buen muchacho. De verdad ese hombre lo mató porque quiso, porque mi hijo no se metía con nadie, era un joven sano y trabajador”, expresó.

“Yo me enteré de la muerte de mi hijo porque le avisaron a una hermana de él. Esta es la primera vez que nosotros pasamos por un dolor parecido. Qué tristeza tan grande”, agregó la progenitora.

Se conoció que Danny Guaina era el segundo de tres hermanos y que su padre de nombre Francisco Chivico es policía activo del estado.

“No pedimos justicia. A pesar de saber quién mató a mi hijo nosotros lo vamos a dejar en manos de Dios”, indicó Rosa Guaina.

“De nada nos sirve denunciar porque en este país esto siempre queda impune” puntualizó.

Dos hijos

Danny José Guaina tenía un concubinato con Adriana Camacho.

El occiso deja dos hijos menores, una hembra y un varón de 5 y 2 años de edad respectivamente.

Actualmente se desempeñaba como albañil, oficio que ejercía por su cuenta.

Patricia Aponte/ECS
redaccion@elnorte.com.ve