La vida de Luis Eduardo Perdomo (24) se apagó la mañana de este martes en la emergencia del hospital Luis Razetti de Barcelona, tras seis días de agonía. El hombre se había quemado 75 % de su cuerpo durante una explosión el pasado miércoles 23 de noviembre.

Según la investigación hecha por el Cuerpo de Bomberos del estado Anzoátegui, Perdomo fue víctima de la acumulación de gas metano a consecuencia de un bote de aguas servidas en su residencia, ubicada en el complejo residencial Doral Beach en Puerto La Cruz.

Aparentemente, la acumulación de estos gases creó un ambiente perfecto para su combustión, situación que dejó al ahora occiso entre una pared de llamas, las cuales le cubrieron gran parte del cuerpo y lo dejaron en una condición crítica.

En vida

Se supo que la víctima de las quemaduras era oriundo de Higuerote, estado Miranda. También se pudo conocer que era el mayor de un grupo de ocho hermanos y que tenía apenas 13 días en la zona norte de la entidad.

El muchacho trabajaba dentro de una embarcación en la marina Américo Vespucio de la zona. Sin embargo, no fue posible conocer qué tipo de labores desempeñaba el naviero u otros detalles sobre su vida personal.

Paúl Rivas González