Publicidad!

Una hora estuvo tirado en el pavimento y esperando auxilio un quincuagenario que se tiró del bus


Prefirió tirarse del autobús en el que iba que dejarse atracar. Pero los golpes del impacto contra el pavimento le provocaron la muerte a Ángel Santamaría Marcano de 55 años.

Según lo que explicó su hermano Arístides Santamaría, el quincuagenario atravesaba la avenida Argimiro Gabaldón en un bus que cubría la ruta Alterna a las 6:00 de la tarde del sábado para llegar a su casa en la calle Bolívar del sector Valle Verde de Sotillo.

Justo frente a la sede de Pdval, varios delincuentes que también iban de pasajeros en la unidad desenfundaron sus armas para atracar a los usuarios.

En medio de un forcejeo con los criminales para que no le robaran los 50 mil bolívares que guardaba en sus pertenencias, Santamaría se lanzó en búsqueda de un lugar seguro. Pero solo consiguió la muerte.

El chofer del autobús siguió su ruta y luego de que los hombres perpetraron el atraco y se bajaron en el barrio Razetti, bajó a todos de la unidad y se fue a su casa.

Una hora más tarde es que un hombre que transitaba por la concurrida avenida decidió pararse para trasladar al también chofer hasta la emergencia del hospital Razetti.

Pero no resistió los golpes en la cabeza. Alrededor de las 10:00 de la noche del sábado, el hombre murió dentro del recinto hospitalario. Dejó a seis huérfanos. Tres de ellos menores de edad.

Lo robaron los policías

Santamaría evitó que lo atracaran en un autobús, pero en su lugar murió y además le terminaron quitando sus pertenencias dentro del centro asistencial al que fue trasladado.

Su hermano Arístides Santamaría reclamó que cuando lo ingresaron al Razetti los propios funcionarios policiales cargaron con Bs. 50 mil que le pertenecían, además de artículos personales.

 

Katherine Carrizales
[email protected]

Publicidad!