Apenas 90 minutos le llevó a Murray poder vencer a su primer rival en el Torneo de Maestros en Londres


El británico Andy Murray estrenó su condición de nuevo número uno mundial con una victoria ante el croata Marin Cilic 6-3, 6-2 ayer en Londres, en una jornada en la que el japonés Kei Nishikori derrotó al suizo Stan Wawrinka (6-2 y 6-3).

Estos resultados provocan que el ganador del duelo que enfrente mañana Murray y Nishikori asegure virtualmente el pase a las semifinales del torneo que reúne a los ocho mejores tenistas de la temporada.

En pleno periodo de máxima confianza desde su victoria en Wimbledon, Murray logró su 22ª victoria consecutiva en un partido en el que, sin exhibir su mejor tenis, dominó por completo ante Cilic y le derrotó en apenas 90 minutos de juego.

Comenzó remontando dos pelotas de ‘break’ en el primer juego y rompiendo el servicio del croata para colocarse 2-0. Cilic reaccionó y le devolvió el quiebre, pero Murray volvió a ganarle el saque a su rival para rematar el primer set por 6-3.

En la segunda manga, Cilic aguantó hasta el 2-2, pero volvió a ceder el saque en el quinto juego y Murray cerró el triunfo con un 6-2.

El único sobresalto para el escocés llegó tras un punto en el segundo set en el que estiró la pierna para tratar de llegar a una pelota y tuvo un tirón en la pantorrilla.

Tras al susto, Murray selló la victoria sin que esa lesión afectase su juego, al menos de momento.

“Sin dudas no ha sido mi mejor partido aquí, pero el ambiente en la sala ha sido increíble”, destacó el escocés, de 29 años y que la pasada semana se colocó número 1 del ránking mundial poniendo fin a 122 semanas de reinado ininterrumpido del serbio Novak Djokovic, que podría recuperar la cabeza de la clasificación tras el Masters.

AFP.