El año pasado, a estas alturas de calendario, Novak Djokovic ya había asegurado el número 1 mundial a final de año, entre otras cosas por su sexto título en el Open 500 de Pekín y el tercero en el Masters 1.000 de Shangái, reseña Marca.

Esta vez, Djokovic no jugó en la capital china y cedió en las semifinales de Shangái. Su sustituto en el palmarés de los dos torneos responde a un mismo nombre: Andy Murray. El británico, que podría arrebatarle también el cetro ATP al serbio en la Copa Masters de Londres donde ejercerá de tenista local, se queda mañana a 915 puntos de alcanzar la cima.

Murray, que ganó hace apenas una semana a Grigor Dimitrov en dos sets, volvió a imponerse por la vía rápida a Roberto Bautista, verdugo de Djokovic en la penúltima ronda del TMS, por 7-6(1) y 6-1, en 1 hora y 36 minutos. Las cifras del escocés empiezan a asustar a cuaquiera de sus rivales. Seis coronas en la presente temporada, a una de ‘Nole’, finalista en el Open de Australia y Roland Garros, además de imponerse en Wimbledon y revalidar el oro en los Juegos de Río.

Andy, que iguala los tres títulos de Djokovic en el Qi Zhong, antes había ganado en 2010 y 2011, aprovecha el momento de incertidumbre del serbio, las dudas de Rafael Nadal y la lesión de Roger Federer, para campar a sus anchas por el circuito.

Bautista aguantó su saque hasta el séptimo juego del primer set. Fue entonces cuando llegó la rotura del discípulo de Jamie Delgado. En una lucha entre dos jugadores que no habían cedido mangas durante la semana, la ventaja parcial podía ser un golpe psicológico.

No lo fue para el castellonense, que forzó la muerte súbita después de levantar dos pelotas de set con 5-4 abajo y al resto. Claudicó en el desempate pero vendió cara su derrota porque llevó a su adversario al límite. En la continuación, el posterior campeón impuso un ritmo que sólo él puede mantener ahora mismo en el circuito ATP.

Desde 2007 en París-Bercy, con la figura de David Nalbandian, que un tenista fuera del ‘Top10’ no ganaba a los dos mejores tenistas del planeta en el mismo torneo. En esa ocasión, el argentino pudo con Roger Federer y Rafael Nadal en su ruta hacia el título.

Murray encadena 10 victorias y 20 sets y su racha parece no tener fin. Incluso en París-Bercy, último TMS antes de la Copa Masters, podría dar caza a Dokovic. Aunque lo que es seguro es que el cetro mundial estará en juego en la cita de maestros.

Redacción