Recientemente el hijo mayor del cantante venezolano, Miguel Ignacio Mendoza, conocido como “Nacho” se hizo un cambio de look un poco atrevido para su edad, lo que desató polémica a través de las redes sociales.

El criollo compartió orgulloso la foto de Diego con su cabello platinado y de inmediato las críticas empezaron a llover, llegando hasta tal punto de cuestionar la sexualidad del pequeño.

Posteriormente el intérprete de Me voy enamorando salió en su defensa y le respondió a todos los que se escandalizaron con esta travesura de adolescente con un contundente mensaje.

En la descripción del post el criollo se dedicó a aconsejar a su primogénito, comentó que cuando él tenía apenas 14 años de edad se decoloró el cabello por primera vez y tuvo que esconderlo debajo de un pasamontañas durante dos semanas para que su mamá no lo viera.

“¿Saben por qué actuaba así? Porque no había aprendido que por muy correcta que sea la manera de lucir según la expectativa social, hay un órgano en el cuerpo que no se ve y que su nivel de calidad no la determina lo que se lleva puesto” escribió.

Redacción
[email protected]