Rafael Nadal y Novak Djokovic alcanzaron ayer los cuartos de final del Masters 1000 de Montecarlo, en una jornada en la que el número 1 mundial Andy Murray y el suizo Stan Wawrinka fueron eliminados por Albert Ramos y Pablo Cuevas respectivamente.

Tras un inicio de torneo en el que se dejó un set ante el británico Kyle Edmund, el defensor del título Nadal despejó dudas al eliminar con gran autoridad a la gran esperanza del tenis alemán Alexander Zverev (6-1 y 6-1).

Nadal, séptimo en la clasificación ATP, busca su décimo trofeo en el Principado. En cuartos de final tendrá a priori un partido más sencillo ante el argentino Diego Schwartzman.

Nadal no sufrió ante Zverev. En Montecarlo, en una soleada tarde, Nadal hizo mucho daño a Zverev con su ‘lift’ de derecha y la profundidad de sus bolas.

“Tuve más iniciativa con mi derecha, jugué a un alto nivel y no cometí muchos errores. Puede que él se sorprendiera por verme jugar a un nivel alto de entrada”, comentó Nadal.

En menos de dos horas, el primer gran torneo de la temporada en tierra batida perdió a dos de sus más serios aspirantes al título.

Murray llegó a liderar 4-0 en la tercera manga, y después tuvo dos bolas para colocarse 5-1, contra Ramos, quien ganó 2-6, 6-2, 7-5.

El uruguayo, especialista de tierra batida y ganador del título en Sao Paulo esta temporada, no tuvo que defender ningún break.

En el último turno el número 2 mundial Djokovic sufrió para ganar al español Pablo Carreño en tres sets (6-2, 4-6 y 6-4).

Impreciso a la hora de cerrar los puntos y sin concentración en muchos tramos, Djokovic salvó el duelo gracias a su calidad, como ya hizo ante el francés Gilles Simon.

El doble ganador del torneo (2013 y 2015) jugará con el belga David Goffin por una plaza en semifinales.

 

AFP