Publicidad!

Con la pieza La valse, del compositor Maurice Ravel dio inicio la noche la de este jueves la temporada de conciertos 2016-2017 de la ilustre sala Carnegie Hall, ubicada en Manhattan, Estados Unidos.

Sobre la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar (OSB) bajo la dirección del maestro Gustavo Dudamel recayó la responsabilidad de iniciar este ciclo, quienes gracias a sus prefectas y magistrales interpretaciones lograron la ovación del público asistente.

Eran exactamente las 7:00 de la noche cuando se empezaron escuchar las primeras notas de la melodía de Ravel que fue seguida de Le sacre du printemps (La consagración de la primavera), de Stravinsky.

Una selección de las danzas clásicas mundiales formó parte del nutrido repertorio que culminó con la majestuosa interpretación del Alma llanera.

Ayer los criollos continuarían con sus presentaciones en el Carnegie Hall, y cerrarán hoy su temporada en el recinto con las interpretación de Turangalîla-Symphonie, de Olivier Messiaen.

La Orquesta Simón Bolívar es considerada una de las más reconocidas e importantes en el mundo.

Redacción
[email protected]

Publicidad!