El nuevo disco de Los Fabulosos Cadillacs, “La salvación de Solo y Juan” (2016), está a la espera de una película y de un director que se anime a hacerla, dijo hoy el bajista de la banda argentina, Flavio Cianciarulo.

El álbum, el duodécimo de estudio del combo argentino, está catalogado como una ópera rock que cuenta la historia, ficticia, de los hermanos Solo y Juan Clementi, “que se salvan de algo”, y está también en el terreno de los discos denominados conceptuales.

“Podemos teatralizar el disco porque el contenido está; es una historia que empieza, tiene un desenlace y un final. Es un cuento, una ficción”, explicó Cianciarulo en conferencia de prensa en la Ciudad de México.

El disco “en cierto modo te pide y te abre puertas hacia la posibilidad, la necesidad y el deseo de teatralizarlo”, continuó el bajista.

Por su parte, el cantante Gabriel Fernández Capello, alias Vicentico, señaló que “el disco se dirige hacia nuestro universo interno”.

“El disco, en nuestro sentido, tiene su profundidad, su camino, su imaginario, su ideología, su modo de ser hecho, de ser tocado y de ser pensado”, añadió Vicentico en una nutrida reunión con medios.

El intérprete señaló que todos los discos de la banda son diferentes, “un planeta aparte”, pero en cada uno “hay algo muy ecléctico, una falta de respeto a los estilos”.

Vicentico aseguró que el conjunto, cuyos nuevos integrantes son Florian, su hijo, y Astor, el hijo de Cianciarulo, se encuentra bien física y musicalmente y sabe explotar, con 30 años de experiencia en el escenario, sus presentaciones.

evo disco de Los Fabulosos Cadillacs, “La salvación de Solo y Juan” (2016), está a la espera de una película y de un director que se anime a hacerla, dijo hoy el bajista de la banda argentina, Flavio Cianciarulo.

El álbum, el duodécimo de estudio del combo argentino, está catalogado como una ópera rock que cuenta la historia, ficticia, de los hermanos Solo y Juan Clementi, “que se salvan de algo”, y está también en el terreno de los discos denominados conceptuales.

“Podemos teatralizar el disco porque el contenido está; es una historia que empieza, tiene un desenlace y un final. Es un cuento, una ficción”, explicó Cianciarulo en conferencia de prensa en la Ciudad de México.

El disco “en cierto modo te pide y te abre puertas hacia la posibilidad, la necesidad y el deseo de teatralizarlo”, continuó el bajista.

Por su parte, el cantante Gabriel Fernández Capello, alias Vicentico, señaló que “el disco se dirige hacia nuestro universo interno”.

“El disco, en nuestro sentido, tiene su profundidad, su camino, su imaginario, su ideología, su modo de ser hecho, de ser tocado y de ser pensado”, añadió Vicentico en una nutrida reunión con medios.

El intérprete señaló que todos los discos de la banda son diferentes, “un planeta aparte”, pero en cada uno “hay algo muy ecléctico, una falta de respeto a los estilos”.

Vicentico aseguró que el conjunto, cuyos nuevos integrantes son Florian, su hijo, y Astor, el hijo de Cianciarulo, se encuentra bien física y musicalmente y sabe explotar, con 30 años de experiencia en el escenario, sus presentaciones.

Redacción web/EFE