Un nuevo medicamento para el colesterol ha demostrado su capacidad para reducir la placa que obstruye las arterias, según un estudio clínico divulgado este miércoles por la compañía fabricante, la farmacéutica Amgen.

El estudio establece que el nuevo medicamento, Repatha, cuando se agregó a una terapia con estatinas, no solo rebajó el colesterol LDL (conocido como el colesterol malo) a niveles extremadamente bajos sino que provocó una disminución de la placa de obstrucción arterial en la mayoría de los pacientes cardíacos de alto riesgo.

Aunque Amgen ya había anunciado previamente el éxito del estudio, el porcentaje de pacientes que experimentaron una disminución de la sustancia que causa de manera subyacente la enfermedad cardíaca y la magnitud de la regresión de la placa se revelaron en la reunión científica de la American Heart Association en Nueva Orleans.

Esta es la primera vez que un medicamento demuestra capacidad para reducir la placa que obstruye las arterias, lo que permitiría reducir parte de los daños causados por la insuficiencia cardíaca.

El estudio se efectuó en 968 pacientes con una enfermedad cardíaca sintomática y bloqueos del 20 al 50 % en la arteria sobre la que se efectuaron las pruebas al inicio y después de 18 meses.

El ensayo clínico se basó en comparar el efecto de las inyecciones mensuales con Repatha acompañada de una estatina reductora del colesterol con otro de estatinas solas, en las placas que pueden romperse y causar ataques cardíacos, que posteriormente se midieron con una sonda de ultrasonido colocada dentro de la arteria enferma.

Redacción
[email protected]