El presidente de Estados Unidos Barack Obama advirtió este martes del peligro del “nacionalismo burdo” tras el brexit y la victoria de Donald Trump y antes de varias elecciones previstas en Europa.

“Tendremos que vigilar el aumento de una especie de nacionalismo burdo o de identidad étnica o de tribalismo que se construye alrededor de un ‘nosotros’ y un ‘ellos’”, dijo Obama en Atenas, donde empezó la que será su última gira en el extranjero, antes de dejar su cargo en enero.

El mandatario estadounidense hizo estas declaraciones en una rueda de prensa junto al primer ministro griego Alexis Tsipras, tras haber abordado temas como la victoria de Trump, el brexit y Marine Le Pen en Francia.

Invitó sin embargo a “no hacer un paralelismo” entre la presidenta del Frente Nacional en Francia y Theresa May, la primera ministra británica, una mujer política conservadora “más bien tradicional”.

Respecto a la elección de su sucesor, Obama estimó que “a veces la gente solo tiene ganas de intentar alguna cosa para ver si esto puede cambiar, y creo que esto tuvo un papel importante” en el resultado electoral.

“Y nunca me disculparé por decir que el futuro de la humanidad estará definido por lo que nosotros tenemos en común y no por lo que nos separa y que nos lleva al final al conflicto”, fueron las palabras con que concluyó Obama su alocución.

AFP
[email protected]