Mientras azotaba el noroeste de Bahamas en su curso hacia  Florida, el CNH informó que la fuerza de sus vientos aumentó hasta los 220 kph


El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció un plan de ayuda federal a Florida (sudeste), adonde llegó el huracán Matthew, que ya dejó más de 100 muertos en el Caribe, siendo Haití el más afectado con 136 fallecidos.

Al decretar el estado de emergencia federal, el presidente permite desbloquear rápidamente recursos federales de asistencia y que las agencias de seguridad interior (DHS) y de gestión de situaciones de emergencia (Fema), coordinen las labores de rescate.

Mientras Matthew azotaba el noroeste de Bahamas en su curso hacia la costa atlántica de Florida, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó que la fuerza de sus vientos aumentó hasta los 220 kilómetros por hora (kph).

Esto lo convirtió en un huracán “extremadamente peligroso” de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson y es probable que continúe así mientras se acerca a Estados Unidos, donde se esperaba descargara directamente sobre Florida o avanzara a lo largo de la costa en la noche del jueves.

Cerca de 2 millones de personas tinian órdenes de evacuación en Carolina del Sur, Georgia y Florida, los estados del sureste que esperaban la llegada del huracán.

Llamado

En una conferencia de prensa a primera hora del jueves, el gobernador Rick Scott insistió, “si usted está en un área de evacuación, salga. No corra riesgos. No tiene excusas, necesita irse. La tormenta lo matará, queda poco tiempo”.

AFP/Redacción
[email protected]