El obispo de San Cristóbal, monseñor Mario Moronta, respondió este viernes a través de una carta pública las acusaciones que realizó el diputado Hugbel Roa durante el pasado jueves en la Asamblea Nacional contra los cardenales Jorge Urosa Savino y Baltazar Porras, las cuales calificó de ofensivas y difamatorias.

El documento señala que aunque el parlamentario no recibió con beneplácito la noticia de la designación de Porras Cardozo, “eso no justifica el empleo de términos injuriosos, ofensivos y difamatorios contra los cardenales que usted ha tenido la osadía de calumniar”.

“La calumnia es un grave pecado, (…) es un delito que debe ser sancionado según lo establecido en las leyes del país. Como tal entonces también obliga a quien la ha emitido a asumir su responsabilidad y a reparar los daños morales consecuencias de tan bochornoso acto”.

El obispo de San Cristóbal indicó que el diputado Roa ofendió con sus palabras a Dios, los cardenales y al pueblo venezolano creyente. “Ha ofendido su propia inteligencia (de usted) ya que una persona que actúa racionalmente, aún cuando no esté de acuerdo con decisiones como las del Papa, no se vale de la irracionalidad de la calumnia”.

El representante de la Iglesia católica en San Cristóbal le pidió al legislador que tenga la “gallardía” de pedir disculpas públicamente y reparar el daño moral causado.