En lo que va de este mes, 23 hombres han sido ultimados a balazos, uno de cuchillada y dos con objetos contundentes en diferentes ciudades del estado Anzoátegui.

De mantenerse la media de menos de dos homicidios por día en abril, la sumatoria sería menor a la de febrero y marzo de este año, que cerraron con 68 y 70 muertes, respectivamente.

Uno de los crímenes que conmocionó a la comunidad fue el del oficial de la Policía Municipal de Bolívar (Polibolívar), Luis José Bolívar, de 36 años, quien el Viernes Santo fue tiroteado por tres sujetos en la plaza de Naricual. Le robaron una pistola Tangofolio de 9 milímetros.

Luego, comisiones de Polibolívar y Polianzoátegui (Policía de Anzoátegui) ultimaron en una balacera a uno de los presuntos homicidas, el agricultor y trabajador del aseo urbano José Urriola Cacique (24), en el barrio La Bombilla.

Familiares dijeron que a Bolívar “lo mandaron a trabajar solo en el Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de la parroquia Naricual para que lo mataran”.

Unos 15 individuos han fallecido este mes en presuntas refriegas con oficiales. Cinco, supuestamente, se midieron con el Cicpc, igual número con Polianzoátegui, dos con la Policía Municipal de Simón Rodríguez, uno con Polibolívar, otro con Polifreites y uno con Polipeñalver, cuerpo de seguridad del oeste de la entidad.

Accidentes
Las estadísticas por accidentes de tránsito son menos alarmantes y más conservadoras en relación a los homicidios y los enfrentamientos.

Desde que inició el cuarto mes del año, siete personas han muerto en siniestros viales en la entidad.

La mayoría de los casos ocurrieron en las zonas centro y sur de Anzoátegui.