Publicidad!

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) y coordinador de Vente Venezuela en Anzoátegui, Omar González, aseveró que “cuando la sala constitucional viola la Constitución es momento de rebelión”.

El parlamentario aseguró que al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no le corresponde decidir en materia presupuestaria y que está siendo utilizado por el gobierno como un arma “seudo-judicial para tratar de vulnerar la Constitución”.
El asambleísta defendió la movilización de calle como la herramienta óptima para presionar

la materialización del referendo revocatorio.
“La motivación para la recolección del 20% se tiene que hacer desde la calle, en actividades que permitan la organización ciudadana y despierten el ánimo entre millones de venezolanos que quieren revocar al régimen”, expresó.

Añadió que si el TSJ o el Consejo Nacional Electoral (CNE) emiten una decisión o sentencia en contra del referendo, entonces los ciudadanos tendrán que revocar a Maduro en las calles.

Redacción
[email protected]

Publicidad!