Cortesía
Cortesía

La desaparición de 43 estudiantes de Iguala, en el estado de Guerrero, México, es entera responsabilidad del Estado mexicano, señalaron representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“Estos jóvenes no desaparecieron por un hecho de la naturaleza, sino por una acción de la que son responsables funcionarios estatales, que eran servidores públicos, y en ese sentido se da la desaparición forzada”, sostuvo el representante para los Derechos Humanos de ONU, Javier Hernández Valencia.

Su declaración la dio tras reunirse en México con los padres de los jóvenes estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre pasado en el estado de Guerrero.

El encuentro se efectuó en la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, donde estudiaban los jóvenes, según la oficina de prensa de la ONU en Nueva York.
“Cuando las autoridades cometen ese tipo de arbitrariedades, que son crímenes, se está frente a una desaparición forzada. No tiene otro nombre”, agregó Hernández Valencia.

El representante de la ONU destacó que el tema de la desaparición forzada, que en su mayoría culmina en asesinatos, ha estado presente antes del caso de Iguala y que siguieron produciéndose después, a pesar de las manifestaciones de los mexicanos.

“Es lamentable, pero este dolor que se concentra en Ayotzinapa está extendido en muchos otros lugares del país”, indicó.

AVN
redaccion@elnorte.com.ve