La operación con la que buscan enfrentar la corrupción y el narcotráfico aún no tiene fecha límite


El Gobierno venezolano prohibió ayer el despegue de pequeñas y medianas aeronaves privadas al iniciar una operación denominada “Cielo Soberano” en siete aeropuertos del país con la que pretenden hacer frente a la corrupción y el narcotráfico en el país.

En Anzoátegui de las 52 aeronaves privadas inspeccionadas 14 fueron retenidas. J. Igualguana
En Anzoátegui de las 52 aeronaves privadas inspeccionadas 14 fueron retenidas. J. Igualguana

Desde el Aeropuerto José Antonio Anzoátegui de Barcelona, el ministro para el Despacho de la Presidencia, Carlos Osorio, dijo que un total de 52 aeronaves privadas fueron inspeccionadas, de las cuales 14 quedaron retenidas de manera preventiva.

El funcionario destacó que la retención de las naves se debe a que ninguna ha presentado ante el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) la documentación necesaria de ingreso legal al país.

Osorio hizo un llamado a los dueños de 30 aviones particulares que se mantienen en el terminal aéreo y que hasta el mediodía de ayer se encontraban cerradas, a presentar los documentos en regla ante la comisión que -según informó, se mantendría en el lugar por un lapso de 18 horas, en cumplimiento con los lineamientos dictados desde el Ejecutivo Nacional, de lo contrario éstas también serían retenidas preventivamente.

“Será hasta que terminen las inspecciones que se reanuden los vuelos”, dijo el ministro, mientras un grupo de personas aseguraban que la información les tomó de sorpresa.

“Estoy desde las 7:00 de la mañana aquí y no me han dejado viajar. Me dijeron que será hasta la 1:00 de la tarde cuando pueda subir al avión. Todo fue una sorpresa, nos han echado para atrás muchos planes”, refirió un pasajero que prefirió no identificarse.

J. Igualguana
J. Igualguana

Es necesario destacar que los vuelos comerciales del aeropuerto no se vieron afectados por la medida tomada.

Procedimiento

En el dispositivo participaron el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (Inac), la Oficina Nacional Antidrogas (ONA), el Servicio Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb).

Según explicó más temprano el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, desde la ciudad de Caracas, el Inac se encargará se hacer una revisión integral de los permisos de aeronavegabilidad, lo que implica una revisión de la aeronave, de sus permisos, sistemas de mantenimiento, pilotos, licencias, y permisos de sobrevuelo.

Posteriormente la ONA realizará un barrido de todos los compartimentos de las aeronaves, específicamente en el área de carga y electrónica, para verificar las trazas de vuelo del avión y finalmente el Seniat se encargará de la verificación a través de sus sistemas de verificación no invasiva de los equipajes, los pasajeros y las solvencias tributarias.

Siete aeropuertos

El operativo que se ejecutó simultáneamente en siete aeropuertos privados a nivel nacional se continuará realizando sin previo aviso, pues persiguen establecer si las aeronaves se encuentran en el marco de la legalidad.

En el aeropuerto internacional Santiago Mariño de la isla de Margarita detectaron irregularidades en los permisos de un avión de matrícula norteamericana. Pese a que el barrido antidrogas resultó negativo, sin embargo, desde el punto de vista documentario el permiso de sobrevuelo excede lo que establece el marco legal venezolano.

Abandono

Durante el operativo del plan “Cielo Soberano”, autoridades encontraron diez avionetas abandonadas en el Aeropuerto José Antonio Anzoátegui de Barcelona. Las aeronaves serán puestas a orden de los organismos correspondientes para investigar su procedencia y quienes son los propietarios.

Emely Arenas/ D. Guédez
[email protected]