Solo cuatro pacientes mentales permanecen hospitalizados en el Felipe Guevara Rojas


El repunte de las enfermedades mentales relacionadas con situaciones de crisis como la que existe en el país, se ve empeorada ante la falta de insumos y medicamentos para su tratamiento, ocasionando una situación alarmante, según indicó el médico psiquiatra Andrés Yánez.

El jefe del área de Psiquiatría del hospital Felipe Guevara Rojas de El Tigre explicó que se han visto obligados a suspender la hospitalización de este tipo de pacientes ya que “cuando se agudiza su condición o entra en crisis, no tenemos como atenderlo”.

Solo cuatro pacientes mentales permanecen hospitalizados en ese centro de salud desde hace aproximadamente un mes, los cuales deberían haber sido dados de alta, sin embargo, su recuperación se ha estancado al no recibir el tratamiento requerido.

Antipsicóticos, antidepresivos, ansiolíticos, hipnóticos, inductores del sueño y moduladores de estados de ánimo son drogas inexistentes en el centro de salud, por lo que muchos de los pacientes recluidos pasan días sin recibir el tratamiento ante la ausencia de los insumos necesarios.

Recursos propios

A la nula disponibilidad de estos medicamentos en el centro de salud tigrense se suman otros factores, como que la mayoría de los pacientes son de bajos recursos y sus familiares no pueden comprar las medicinas.

Sin embargo, también hay casos, donde existen los recursos pero los medicamentos tampoco se consiguen en las farmacias privadas, lo que obliga al personal médico a indicar una larga lista de componentes, para ver cuál se consigue y en base a eso indicar el tratamiento.

Zona norte

El desabastecimiento en los centros hospitalarios del estado Anzoátegui sigue causando malestar en la población que acude en busca de atención médica.

En la unidad de Psiquiatría del hospital Dr. Luis Razetti de Barcelona, familiares manifestaron que a sus pacientes les han ofrecido darle de alta por no contar con el tratamiento para mejorar los síntomas de su padecimiento. La madre de un joven con esquizofrenia, quien omitió su identidad, contó que el muchacho lleva dos semanas recluido a la espera de ansiolíticos como Alprán.

Mary Ann Brito
[email protected]