En lo que va de año, 235 planteles no han recibido cuota de alimentos


Entre ocho mil y 10 mil bolívares gastan a la semana padres y representantes en la merienda escolar de sus hijos, para proveerle la alimentación, ante las fallas existentes en el Sistema de Alimentación Escolar (SAE).

La secretaria regional de Bienestar Social del Sindicato Venezolano de Maestros (Sinvema), Maira Marín, reiteró que el año escolar 2016-2017 arrancó con la ausencia del SAE en las 235 instituciones educativas dependientes del Ejecutivo regional, mientras que en las nacionales, es intermitente.

Según Raiza Sandoval, preparar la lonchera de su hija que cursa segundo grado, absorbe la mayor parte de su salario quincenal. “En la compra de pan, jamón y queso, se van seis mil bolívares cuando mínimo, además de alguna fruta y el jugo o la malta, llego a los Bs. 10 mil a la semana, y eso porque es una sola niña”, dijo.

Hernán Hurtado, padre de un escolar, optó por comprar el desayuno diario al considerar que resultaba más económico y cómodo; sin embargo, terminó gastando Bs. 9.000. “Todos los días le compro dos empanadas y un jugo, y un kilo de cambur para la semana, y el almuerzo ya se lo come en casa”, explicó.

Marín exhortó a las autoridades educativas a ser responsables con la alimentación de la población estudiantil, para evitar niveles de deserción por malnutrición.

Más gastos

Representantes de la población escolar manifestaron que los gastos se incrementarán al menos en 20% con la suspensión del cobro del pasaje estudiantil, puesto que deberán pagar el pasaje regular en las unidades de transporte, el cual era exonerado hasta el 1º de noviembre. Aseveraron que la situación empeorará con el inminente ajuste en las tarifas del transporte.

Yosemarys González
[email protected]