Publicidad!

La actriz y modelo Pamela Anderson, recordada por su papel en la exitosa serie Guardianes de la Bahía, acaparó las miradas de todos los asistentes al asistir a una gala benéfica en Beverly Hills.

Anderson acudió junto a su hijo Brandon Thomas Lee, a la gala caritativa que organizó el último sábado el actor Senn Penn para ayudar a Haití.

Durante su paso por la alfombra roja, Pamela acaparó las miradas debido a que su rostro lucía irreconocible, sin líneas de expresión, y demasiado rejuvenecido.

 

Además de presentarse sin una gota de maquillaje, la actriz luce más delgada que antes. Al parecer, la modelo, de 49 años, se habría sometido a una intervención estética.

 

Redacción web

Publicidad!