La mayoría de las panaderías no ha visto ni de reojo la harina de trigo nacional que desde hace varios meses el gobierno central dice que ha estado distribuyendo en todo el país, aseguran los encargados de las panaderías en el centro de Puerto La Cruz, quienes prefirieron mantener sus nombres en reserva por temor a represalias.

Coinciden en que deben dirigirse a la gobernación para ser censados y registrados en una data para entrar en el listado de los comercios que resultarán beneficiados y de ese modo cubrir la demanda de pan con los precios que imponen el gobierno y la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde).

Ana Cecilia Acosta
[email protected]