Publicidad!

El papa Francisco declaró este viernes desde Egipto que “ninguna violencia puede ser perpetrada en nombre de Dios porque profanaría su nombre”.

En un acto celebrado en la institución sunita de Al Azhar, el papa aseguró que la religión no es la causa de conflictos, sino su solución, mientras que “los populismos demagógicos” no ayudan “a consolidar la paz”.

“Juntos, desde esta tierra de encuentro entre el cielo y la tierra, de alianzas entre los pueblos y entre los creyentes, repetimos un ‘no’ alto y claro a toda forma de violencia” añadió,

El pontífice explicó que “sólo sacando a la luz las turbias maniobras que alimentan el cáncer de la guerra se pueden prevenir sus causas reales. Para prevenir los conflictos y construir la paz es esencial trabajar para eliminar las situaciones de pobreza y de explotación (…)”.

Francisco llegó a Egipto para una visita de poco más de 24 horas en medio de importantes medidas de seguridad.

Logo de Redaccion
Redacción El Norte
Publicidad!