Publicidad!

El presidente del Parlamento europeo, Martin Schulz, ha decidido abrir una investigación sobre la pelea entre los eurodiputados del Ukip, Steven Woolfe y Mile Hookem, y ha advertido que no tolerará “comportamientos violentos”. Los dos miembros del Ukip podrían ser suspendidos durante 10 días y multados con 4.000 libras por violar el código de conducta.

Steven Woolfe ha tendido entre tanto una mano a su agresor mientras se recupera en un hospital de Estrasburgo, donde permanecerá aún dos días en observación. Según un comunicado del Ukip, el eurodiputado está “harto de comer croissants y deseoso de comer un desayuno inglés”.

El KO del Ukip ha acaparado las portadas de los periódicos europeos y ha dejado en una situación humillante al nacionalismo británico en pleno fragor del’Brexit’.

Nigel Farage, que volvió a ocupar el liderazgo tras su tercera “dimisión” y tras la marcha de Diane James al cabo de 18 días, ha anunciado una investigación interna pero ha anticipado que no rodarán cabezas por lo ocurrido.

El propio Farage se refirió al incidente como un “altercado”, aunque no está claro hasta dónde llegó la pelea entre los dos eurodiputados, motivada por la insinuación de que Steven Woolfe podría desertar a las filas del Partido Conservador.

Tras la trifulca con Hookem, ex veterano de la RAF y portavoz de Defensa del Ukip, Woolfe participó en un pleno del Parlamento europeo. Dos horas después, se desplomó repentinamente en los pasillos del edificio.

Redacción
redaccion@elnorte.com.ve

Publicidad!