Publicidad!

La especulación y el cobro excesivo del pasaje “no hay quién lo pare”, así lo expresaron algunos pasajeros que han tenido que “bajarse de la mula” para comprar un boleto o pagar el costo de un viaje en un carrito particular.

Según indicó Ramón Rodríguez, hasta tres mil bolívares ha tenido que gastar para que lo trasladen hasta Ciudad Bolívar, “esto es realmente un abuso, aquí los choferes siguen haciendo lo que les da la gana y nadie les pone reparo, parece que le tuvieran miedo. Este abuso nunca se va a terminar”, reclamó.

Una situación similar vivió Ana Romero, cuyo pasaje hacía la ciudad de Caracas le costó 2 mil 500 bolívares.

¿Y la Sundde?

La presencia de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), es lo que piden quienes se enfrentan constantemente a estos “robos sin pistola”. Los usuarios hacen un llamado a los fiscales para garanticen un cobro regulado.

Zorymar Medina
[email protected]

Publicidad!