Publicidad!

Durante la sesión de Cámara del Concejo Municipal de Sotillo, se acordó con cuatro votos favorables realizar una auditoría a la gestión del alcalde Magglio Ordóñez, a petición del edil opositor Antonio Acosta, por presunta malversación de recursos aprobados, cuyo monto asciende a los 600 millones de bolívares.

Marcia Silva, presidenta encargada del concejo, manifestó que debido a la denuncia sin fundamento de su homólogo Acosta, decidieron solicitar a la Contraloría Municipal la fiscalización de la gestión del año 2014, pero en caso de que no se consiga ningún tipo de irregularidad, se van a establecer sanciones en contra del concejal.

“No podemos permitir que un concejal venga a denunciar al alcalde sin pruebas, los funcionarios públicos tenemos responsabilidad individual y si lo que está denunciando no tiene basamento, entonces vamos a aplicarle una sanción establecida en las leyes, porque no podemos permitir esta clase de ligereza que desprestigian a un mandatario municipal”, expresó la edil del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Nazareth Montilla
[email protected]

Redacción El Norte
Publicidad!