Publicidad!
Cortesía
Cortesía

El presidente Enrique Peña Nieto anunciará hoy reformas en la justicia y la creación de una policía única que controle a las policías municipales, infiltradas por el crimen organizado.

Los anuncios se dieron en medio de la peor crisis que afronta el gobierno mexicano tras dos meses de la trágica desaparición de 43 estudiantes en Iguala que han ocasionado violentas protestas.

El gobierno deberá tomar “acciones de fondo y que van a convocar a un esfuerzo colectivo para encontrar la mejor ruta” que evite que se repitan episodios dramáticos como el de los estudiantes, adelantó el martes Peña Nieto.

El plan establecerá filtros para detectar funcionarios en el crimen organizado y reformas legales anticorrupción, que han estado durmiendo en el Congreso.

“Veremos qué profundidad tendrán esas medidas. El presidente no ha dado una respuesta eficaz a la crisis” y debe “ocuparse de la corrupción y la violencia”, declaró a AFP el experto en seguridad Alejandro Hope.

La desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa desnudó la colusión de autoridades y narcotráfico.

Los jóvenes fueron atacados a tiros en Iguala, en el estado de Guerrero, por policías corruptos bajo órdenes del alcalde vinculado con el cartel Guerreros Unidos.

Según las autoridades, tres sicarios detenidos confesaron que los policías se los entregaron, que los mataron y quemaron en una hoguera que ardió por 15 horas, y lanzaron a un río los restos calcinados y triturados.

AFP

Publicidad!